“The Armory Show”: la exposición de arte moderno que sacudió EEUU

La crítica más lapidaria y sincera llegó desde lo más alto. “Esto no es arte”, protestó el presidente Theodore Roosevelt tras visitar “The Armory Show”.

En un cuartel de Manhattan, hace justo 100 años, se organizó una muestra de arte europeo con obras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Paul Gauguin o Marcel Duchamp, la mayoría exhibidas por primera vez en Estados Unidos.

El público local conocía y apreciaba la pintura realista, pero esas figuras abstractas y de colores chillones en las paredes, y para colmo con tantas mujeres desnudas, causaron impacto. El “New York Times” comentó que los asistentes reaccionaron “conmocionados e indignados”. “Nunca antes Nueva York había visto algo así”.

La “Armory Show”, hoy ya legendaria y que transformaría para siempre la percepción del arte en Estados Unidos, fue inaugurada el 17 de febrero de 1913. Previamente, un grupo de artistas estadounidenses estuvo planeándola y eligiendo las obras durante un año.

Los organizadores seguían los trabajos de sus homólogos europeos desde hace tiempo y querían traer de una vez por todas sus obras a Estados Unidos. Pintores como Paul Cézanne o Pablo Picasso, y movimientos como el cubismo y el fauvismo eran prácticamente desconocidos en el continente americano.

Al final, reunieron 1.300 cuadros y esculturas de más de 300 artistas en el cuartel de Midtown Manhattan. Entre las obras había cuadros importantes como “Desnudo azul (Recuerdo de Biskra)” y “Madame Matisse: Madras Rouge”, de Henri Matisse, y “Desnudo bajando una escalera nro.2”, de Marcel Duchamp.

Al final los organizadores decidieron incluir también a pintores estadounidenses, pero en las salas dedicadas a ellos había siempre muy poca gente, comenta el “New York Times”.

En cambio, la gente se apiñaba frente a las novedades de Europa y la polémica exposición fue un éxito de público. Los visitantes salían en shock, indignados, pero también entusiasmados. La muestra atraía a la gente como un imán y los numerosos comentarios en los diarios no hicieron más que afianzar este efecto.

Muy lentamente, la percepción de la exhibición fue cambiando y empezaron a aparecer los primeros comentarios positivos. Un crítico, por ejemplo, escribió que agradecía “la conmoción de nuestros sentidos estéticos”.

Y así, de un difícil comienzo la relación fue transformándose en un amor intenso. El primer gran paso lo dio el Metropolitan Museum al comprar la obra exhibida “La Colline des pauvres”, de Paul Cezanne. Tras el final de la “Armory Show” abrieron numerosas galerías nuevas en la ciudad. Los artistas estadounidenses tomaron las influencias europeas de manera más intensa y desarrollaron en los años siguientes su propia variante del arte moderno.

Este año, Nueva York -cuyos museos albergan desde hace mucho obras fundamentales del arte europeo de aquella época- recordará los 100 años de “The Armory Show” con dos nuevas exposiciones.

dpa


Comentarios


“The Armory Show”: la exposición de arte moderno que sacudió EEUU