Tiroteo en escuela dejó 27 muertos, 20 eran niños

El asaltante, que tenía entre dos y cuatro armas, murió: se suicidó o fue abatido.



#

AP

NEWTON, Estados Unidos.- En lo que ya es uno de los mayores asesinatos en masa de la historia de Estados Unidos, 27 personas murieron, entre ellas 20 niños y el pistolero, en un tiroteo en un colegio de Connecticut en la localidad de Newtown (100 kilómetros al noreste de la ciudad de Nueva York). Dos de los menores llegaron con vida al hospital pero murieron minutos después.

La agencia Associated Press de EE.UU. identificó al asesino como Adam Lanza, cuyo cadáver yacía todavía en el interior de una de las aulas aunque no se confirmó si se quitó la vida o fue abatido. El joven padecería alteraciones mentales.

El asaltante tenía entre dos y cuatro armas de fuego y vestía un chaleco antibalas cuando inició su sangriento asalto en el colegio Sandy Hook de la tranquila Nueva Inglaterra.

La policía encontró además un cadáver en una vivienda vinculada al autor de los disparos, y según adelantó la cadena NBC, se trataría del padre de Lanza.

La CBS informó que una de las fallecidas en la escuela es la madre del tirador, profesora del colegio. Antes mató a su padre en la casa. También murieron la directora del colegio y el psicólogo, durante el tiroteo que comenzó en los pasillos de la escuela y se trasladó a las aulas.

Las autoridades también detuvieron a una persona posiblemente relacionada con el ataque. Podría tratarse del segundo tirador del que han hablado las autoridades y, según la agencia Associated Press, es un hermano de Lanza.

El presidente Barack Obama, quien tuvo que dejar de hablar debido al llanto al recordar que la mayoría de las víctimas eran niños de entre cinco y diez años, declaró desde la sala de prensa de la Casa Blanca que “hemos vivido esta situación ya demasiadas veces”.

Secándose las lágrimas, el mandatario declaró que hay que “tomar medidas significativas para impedir que esto vuelva a suceder”. Antes de abandonar el recinto, Obama, que más que como un presidente ha hablado como un padre, dijo que “esta noche, Michelle y yo abrazaremos a nuestras hijas un poco más fuerte y les diremos que las queremos”.

El tiroteo tuvo lugar pasadas las 9.30 de la mañana y varios medios locales informaron que hasta una hora después todavía quedaban menores dentro del colegio.

Las autoridades cerraron el acceso a todos los colegios de la zona por precaución y pidieron a los padres que no se acercaran a la escuela de Newtown hasta que la situación no estuviera controlada. Los estudiantes fueron evacuados a una zona segura casi dos horas después del ataque.

Los primeros testimonios eran escalofriantes. “Estaba en el gimnasio y oí como siete disparos y entonces el profesor nos dijo que nos escondiéramos en una esquina y nos agrupáramos”, relató un alumno a las cadenas de televisión. “Volvimos a oír esos ruidos y todos empezamos a llorar. El profesor de gimnasia nos dijo que fuéramos a la oficina donde no nos podría encontrar nadie. Luego llegó un policía que nos dijo que corriéramos fuera”.

Una madre relató a la TV que el lugar parecía “una zona de guerra”. Su hijo le contó que las balas les volaban por encima de la cabeza cuando se encontraban en el pasillo y que un profesor lo empujó y lo metió en una clase.

Se salvó un argentino. El hijo de un argentino estaba en el colegio en el que se produjo la masacre en la escuela de Connecticut. Santiago Baabdaty es un cordobés que hace 24 años vive en EE.UU. y tiene un hijo, llamado Austin, de 7, que se salvó de milagro tras ser rescatado por la policía.

“Fue una locura lo que pasó, no lo puedo creer”, declaró el hombre al diario Clarín.

Baabdaty contó que él y su esposa recibieron un mail desde el colegio donde se les avisaba que no pasen a buscar los chicos porque había sucedido algo. “No nos decían qué. Cuando le dije a mi señora, Jodi, ella se puso muy nerviosa y a puro instinto de madre fue para allá”, manifestó.

“Cuando mi señora se fue yo me quedé viendo las noticias y en una de las imágenes que pasaron me di cuenta de que Austin estaba en el estacionamiento del colegio, al lado de un policía y junto a sus compañeros de segundo grado”, relató agitado. (AFP/DyN)

Una madre telefonea desesperada frente a la escuela para tratar de ubicar a su hijo.

Disparos en Connecticut

MASACRE EN EE. UU.


Comentarios


Tiroteo en escuela dejó 27 muertos, 20 eran niños