Todo Cinco Saltos hace fuerza por Luis Lucuman

La comunidad se moviliza para ayudar al joven, que tiene leucemia.

CINCO SALTOS (ACS).- Los alumnos de quinto año del CEM 72 se despojaron de lo más preciado por lo que trabaja todo chico en esa etapa de la adolescencia: su viaje de estudio. No fue un sacrificio sino un acto de amor, propio de la generosidad, y con ese gesto movilizaron a gran parte de la comunidad para ayudar a la familia de un compañero al que hace poco se le diagnosticó leucemia.

Luis Lucuman tiene 18 años. Hace dos semanas le diagnosticaron leucemia. Ayer volvió a su casa después de varios días internado tras recibir quimioterapia. Su madre, Silvia, señaló que «hasta ahora responde bien al tratamiento y está bien anímicamente».

Los compañeros de quinto tercera de Luis se enteraron de la enfermedad de su compañero y lo primero que hicieron fue dar lo que tienen. Anabel y Soledad, dos alumnas, dijeron que «al toque se decidió donar todo lo que habíamos juntado para el viaje de estudio a El Bolsón, los buzos de graduación y la recaudación para la cena de egresados». Hasta dieron sangre para el banco del hospital.

La noticia corrió por la escuela contagiando el gesto. «Todos los otros quinto año donaron también lo recaudado por su viaje» dijeron las chicas.

La comunidad tampoco tardó en responder y se organizó una cruzada solidaria que se lleva a cabo desde ayer y termina hoy en el polideportivo de calle Blumetti y Belgrano.

Instituciones de todo tipo, profesores, escuelas, municipio, directivos, particulares, comisiones deportivas, jóvenes, entre tantos otros, se unieron para realizar actividades con el fin de recaudar fondos. Hoy, el cierre es con venta de comidas varias. También se abrió una cuenta en el Banco Nación sucursal Cinco Saltos número 196710547/4. Por otra parte, se sigue buscando donantes de sangre del grupo cero, factor RH positivo.

La madre de Luis no puede contener su emoción ante tanta generosidad, incluso la del cuerpo médico que atiende a su hijo en el Hospital Regional de Neuquén.

«Cuando Luis se enteró de que sus compañeros donaron su viaje me dijo que no sabía cómo les iba a devolver ésto, nuestro agradecimiento no tiene palabras», dice.

Actualmente Luis se siente «bien». Si la respuesta al tratamiento sigue siendo buena, «tal vez no tengamos que llegar a un trasplante de médula, pero no sabemos; para eso habrá que esperar y si hiciera falta el donante sería su hermana» dijo Silvia. Agregó que «todo lo que se está recaudando nos da tranquilidad para pensar en hacer todo lo posible por la recuperación de la salud de mi hijo».

Con lágrimas que contagian, Silvia, recordó que su marido en estos días de lucha que le tocan vivir iba en bicicleta a Neuquén para visitar a Luis. En medio del dolor tiene esperanza. «Me da fuerza la atención que recibe y realmente no me esperaba esta reacción impagable de la gente».

Silvia tiene más hijos y su marido trabaja de sereno en el matadero de Centenario donde también tienen domicilio. Se reserva un sabor amargo de la atención primera que Luis recibió en Cinco Saltos. «Lo llevé al hospital y los turnos para los estudios los dan a plazos largos, pero cuando Luis se descompuso creí que se moría, él creyó que se moría, llegó a repartir sus cosas y decidí llevarlo a Neuquén donde le hicieron todo de inmediato» , señaló a este diario.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios