Trabajo dará de baja a los planes duplicados

El subsidio municipal es incompatible con el cobro de un plan Jefas y Jefes de Hogar, advirtió el gerente regional de Empleo. La superposición fue admitida por el intendente Alberto Icare.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La entrega de subsidios municipales a más de un centenar de beneficiarios del Jefes y Jefas de Hogar pondría en riesgo la continuidad de esas personas en el plan Nacional.

La superposición de la «ayuda económica» municipal y el subsidio laboral del ministerio de Trabajo de la Nación fue denunciada la semana pasada, en el marco de la campaña electoral. El hecho fue reconocido públicamente por el intendente Alberto Icare que negó cualquier intencionalidad política en las asignaciones del programa «Manos a la obra».

Trascurrida la compulsa electoral «Río Negro» consultó al gerente Regional de Empleo, Nestor Marchetto, quien aseguró desconocer el caso pero advirtió que si se confirma la irregularidad serán dados de baja.

El funcionario nacional recordó que el Jefes y Jefas de Hogar está destinado a desocupados con hijos menores de 18 años a su cargo que «no perciban ninguna otra ayuda» y sostuvo que el plan no admite la superposición de ayudas provinciales o municipales. «Nos hemos enterado que algunos municipios refuerzan el subsidio laboral y eso no corresponde, pero nos es difícil detectarlos porque no registran aportes que permitan cruzar datos» explicó.

«Además no es justo que en 3.500 beneficiarios que tiene Bariloche haya un pequeño porcentual que reciba una ayuda adicional cuando hay muchos desocupados (en lista de espera) que no reciben ningun tipo de ayuda» concluyó Marchetto.

Los beneficiados con la doble percepción fueron estimados en «algo más de un centenar» por funcionarios del Ejecutivo, en tanto que el concejal Ricardo Ledo los ubicó en unos 180 luego de cruzar los listados del municipio con los del plan nacional.

El jueves pasado el edil acusó a Icare de sostener punteros políticos con fondos públicos. Agotada la pirotecnia electoral por los resultados del domingo, Ledo sostuvo que la semana próxima formalizará su denuncia ante el ministerio de Trabajo al tiempo que exigirá al Ejecutivo las explicaciones del caso.

Ledo coincidió con Marchetto al señalar que «mientras los denunciados percibe dos subsidios -los 150 pesos de Nación y entre 50 y 200 pesos del municipio- hay más de 1.000 desocupados en lista de espera que no reciben ningún tipo de ayuda o contención estatal».

El responsable del equipo Social, Gustavo Martínez, rebatió todos los cuestionamientos y enfatizó que «Marchetto está equivocado». El funcionario municipal indicó que la ayuda asignada a través del programa «Manos a la Obra» es «un complemento» para los Jefes y Jefas de Hogar que superan las cuatro horas de la contraprestación laboral.

El municipio se encuentra en tratativas con la Anses para determinar el encuadre legal de la «ayuda económica no remunetativa» otorgada a los beneficiarios de Nación, que en principio no podría superar los 150 pesos mensuales.

Pero en contrapartida no estableció ningún contacto con el representante del ministerio de Trabajo de la Nación para regularizar la situación.

Martínez desestimó que los denunciados corran algún riesgo y garantizó que «antes de que pierdan el plan (Jefes y Jefas de Hogar) el intendente verá y buscaremos algún tipo de alternativa».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios