Turismo de vacaciones: San Martín mira al cielo

Las plazas ocupadas alcanzan el 36,1%. El año pasado era del 51,7%. El aeropuerto Chapelco estuvo 5 días sin operar

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Jornada a pleno sol sobre la ciudad, lo que no es poca cosa si se tienen en cuenta los últimos 65 días de lluvias y nevadas. Pero el dato es que el astro rey no ha salido para todos.

Hasta ayer, San Martín exhibía 1.909 plazas ocupadas sobre 5.287 ofrecidas, lo que da una ocupación del 36,1 por ciento. A la misma fecha de 1999, ese renglón daba un resultado del 51,7 por ciento, aunque sobre una base inferior, ya que las plazas ofrecidas sumaban entonces 4.921.

Para algunos empresarios se trata de un dato preocupante, otros en cambio creen que no está tan mal frente al contexto recesivo, y que las cosas pueden mejorar con el pico de la temporada alta de esquí, que coincide con las vacaciones invernales en Buenos Aires, desde la próxima semana.

El secretario de Turismo, Raúl Miguel, se inclinó precisamente por esperar la evolución de los próximos diez días para obtener un panorama más claro de lo que depara el invierno en esta ciudad, que tiene en el turismo a su principal actividad económica.

Por ahora, hoteleros, comerciantes, operadores y funcionarios municipales confían en que el buen tiempo se mantenga y permita las operaciones normales en el aeropuerto Chapelco-Carlos Campos, después de cinco días corridos sin vuelos por encontrarse bajo mínimos de visibilidad.

Miguel admitió que los inconvenientes operativos de la aeroestación han impactado sobre el número de arribos, aunque en un porcentaje difícil de estimar.

De todos modos, conviene graficar esta sensación con lo que dijo el lunes el ministro de la embajada del Japón en la Argentina, Katzúo Watanabe, durante su mensaje por la inauguración de la Estación de Captura y Reproducción de Salmónidos, que el gobierno nipón diseñó.

Mientras la nieve blanqueaba la ciudad, Watanabe se quejó en tono de broma sobre las dificultades que la delegación japonesa debió superar para llegar a San Martín: desvío del vuelo a Bariloche y cuatro horas de camino entre la nieve y el hielo.

El gobernador, en la misma ceremonia, recogió la posta y le deseó a los japoneses una feliz estada… «porque también les va a resultar difícil salir». De hecho, el propio mandatario debió postergar su regreso a la ciudad de Neuquén por 24 horas.

La humorada no deja de poner el acento sobre una cuestión capital para los sanmartinenses: el funcionamiento del aeropuerto Chapelco-Carlos Campos, que aun con sistema de radioayudas sigue siendo de operación visal por la morfología del terreno donde se asienta; de allí que se suspenden los vuelos cuando está bajo mínimos de visibilidad.

Lo bueno del caso -reveló Miguel a este diario- es que el gobernador dejó San Martín convencido de que hay que buscar una solución definitiva al aeropuerto.

«Cada vez que Chapelco está inoperable, no sólo se producen trastornos para los turistas sino incertidumbre a futuro para los operadores», dijo Miguel.

Lo mismo habían experimentado representantes de dos de las principales agencias de viajes del Brasil, que visitaron esta ciudad semanas atrás. Ellos habían sostenido su voluntad de «vender San Martín todo el año» en San Pablo, pero pidieron a cambio certezas sobre el funcionamiento de la estación aérea.

El secretario de Turismo dijo que «con la voluntad política del gobernador, vamos a trabajar en estudios que nos indiquen cuál es la mejor solución», entre las que no de descarta un nuevo emplazamiento definitivo o alternativo al del Chapelco-Carlos Campos, ubicado entre Junín y San Martín a la vera de la ruta 234.

En fin… Por varias razones, San Martín mira al cielo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios