Un balance de Miss Bolivia

La cantante llegará este fin de semana a la región. Tocará mañana en Roca y el domingo en Neuquén. En los shows hará un repaso por su carrera y adelantará parte del material de su próximo disco.

#

Repasará su carrera y adelantará temas del nuevo disco.

DE GIRA

Antes de ser Miss Bolivia ella era María Paz Ferreyra, era psicóloga y trabajaba como productora de televisión.

Ahora es una de las figuras emergentes más fuertes representantes de un género que mezcla cumbia con hip hop y rap.

Miss Bolivia estará mañana en Roca, en el salón Cemar (Tucumán 1141) y el domingo en Neuquén, en el local bailable de Santiago del Estero 883.

Antes de su llegada a la zona, habló con “Río Negro” sobre el show, su próximo disco, sus giras y más.

- ¿Cómo serán los shows que darás en la zona?

- Estoy contenta porque estoy volviendo por segunda vez en el año y voy a regresar con un set un poco más completo, con vientos, bailarinas y coristas. Voy a adelantar temas del nuevo disco que estoy cocinando y a hacer una revisión de los temas del disco “Miau” que es la producción que está sonando ahora.

- ¿Qué nos podes contar de ese nuevo disco?

- El próximo proyecto lo estoy haciendo con el mismo productor con el que siempre trabajo. Es un disco que habla de amor, muchísimo, y oscila entre la cumbia, el reggae y el rap como es mi marca personal, pero también agregando otros sonidos. Ahora, por ejemplo, voy a grabar el próximo tema del disco junto a Liliana Herrero que va a ser una de las grandes colaboraciones del disco, así que estoy muy feliz de su generosidad de haber venido a grabar conmigo.

- ¿Para cuándo está previsto el lanzamiento?

- Va a salir entre julio y septiembre.

- ¿Qué otros planes tenés para el futuro inmediato?

- Vamos a estar girando, vamos a hacer una gira en 2016 a Europa, una a los Estados Unidos y por supuesto siempre seguir trabajando por el país en las ciudades y en los pueblos, porque nos gusta poder descentralizar un poco los focos culturales y poder llevar nuestro mensaje a todos los lugares donde sea posible.

- Hablando de las giras al exterior, ya has hecho varias ¿Cuál es la repercusión del público por allá?

- Siempre, por suerte, tuve excelentes repercusiones y buena onda, es el sexto año que hago giras en Europa. Llegué anteayer de Noruega y fue increíble ver al público escandinavo saltar y moverse como locos, cantar. No lo podíamos creer, porque es bastante frío ese público. El público en el exterior es muy, muy generoso, se compone de la mitad de comunidad latina y la mitad de comunidad local que está interesada por la música, por América y sudamericana, hay un clima como ultra resistente, contra cultural, pero a la vez bien plural y bailante.

- Ahora hablemos un poco de vos ¿cómo fueron tus comienzos en la música?

- Empecé de forma súper amateur, autodidáctica, por ensayo y error. Yo venía de tocar amateurmente la batería y esa era la única información musical formal que tengo, entonces lo que me empezó a pasar es que quise comenzar a pasar el ritmo, que es lo que manejaba, y ponerle texto y así fue construyéndose una especie de rap. Empecé a buscar el placer que me generó la rima y las distintas formas de transmitir contenidos contra culturales y autobiográficos. Poder militar con mi palabra y poniéndole música me fue apasionando cada vez más.

- Y, ¿cómo te transformaste en Miss Bolivia?

- Yo soy psicóloga y trabajaba como productora en la tele y lo que me empezó a pasar es que la música empezó a pedirme primero privilegio y después exclusividad, casi. El proyecto cada vez se empezó a consolidar cada vez más, empecé a viajar y empecé a necesitar disponibilidad absoluta para la música y tomé esa decisión y dejé todo, me dedico a la música y vivo de Miss Bolivia ya hace un tiempo. Es un proyecto que adoro, aunque a veces es muy exigente para mi en lo personal y en lo social, pero lo sigo eligiendo, siento que hay muchas cosas por decir en esta época femicida, en esta era en la que las desigualdades de derechos y de género están a la orden del día, creo que es importante poner nuestro arte al servicio de la revolución como herramienta de transformación social.

Las entradas para disfrutar de la pluralidad de estilos que ofrecerá Miss Bolivia y su grupo en Roca se pueden conseguir, a 150 pesos, en Maipú 1438 y Don Bosco 1457.

Para el recital en la capital neuquina, los pases se pueden adquirir, también a 150 pesos, en los locales de Sarmiento 2, Galería Paseo del Sol (locales 2/14), Portal de la Patagonia Shopping (local 1046) y Alto Comahue Shopping.

María Pía Mendiberri - pmendi@rionegro.com.ar


Comentarios


Un balance de Miss Bolivia