Un descuido y camioneta al agua

NEUQUÉN (AN) - Una camioneta Toyota Hilux tipo familiar cayó en la madrugada de ayer a un brazo del río Limay y obligó al montaje de una compleja maniobra para poder retirarla del agua. De acuerdo a lo informado por Defensa Civil del municipio el conductor del rodado, un joven de cerca de 18 años, visitó la zona ubicada en la calle Linares al fondo durante la madrugada de ayer junto a su novia. Cuando se disponía a dejar el lugar realizó una mala maniobra de giro, las ruedas traseras de la camioneta perdieron agarre y el rodado terminó deslizándose a un pequeño brazo del Limay. Por desgracia en ese sector el agua supera el metro de altura, a diferencia de los pocos centímetros que muestra el remanso en todo su trayecto. El rodado cayó con el paragolpes trasero contra el fondo del río y quedó atascado con el paragolpe delantero a un conjunto de raíces. Ambos jóvenes debieron salir del vehículo por una ventanilla trasera, dado que las puertas del vehículo se trabaron. El rescate del rodado fue muy dificultoso. No se lo pudo sacar con las grúas y fue necesario otra maquinaria. Pasado el mediodía, y ante la mirada atenta del joven y su padre, una pala excavadora del Ejército comenzó a retirar la tierra de la costa para permitir la remoción de la camioneta, seis horas después del accidente. “Este tipo de accidentes son lamentablemente comunes en esta zona, en donde la falta de alumbrado juega una mala pasada a los jóvenes que se acercan en las madrugadas”, detallaron los agentes que participaron de los trabajos de recupero de la camioneta.


Comentarios


Un descuido y camioneta al agua