Un joven murió electrocutado en un piletón en SAO

Tenía 16 años y se bañaba en un piletón donde cargan agua los camiones regadores del municipio. Recibió una descarga eléctrica. Polémica por la responsabilidad del municipio local.



SAN ANTONIO OESTE (ASA).- La advertencia fue difundida, pero no fue lo suficientemente efectiva para garantizar que no ocurriera una tragedia. Ayer, cuando promediaba la tarde, un grupo de jóvenes ingresó en el reservorio en el que los camiones municipales cargan agua cruda para regar las calles.

Imprevistamente, cuando los chicos se disponían a mitigar el calor en esa pileta poco profunda, repleta de agua sin potabilizar y en estado nada recomendable para practicar nado, uno de ellos habría sufrido una descarga eléctrica letal, provocada por alguna conexión de las bombas que permiten la carga de los camiones o por algún cable con energía en contacto con el agua.

Los compañeros, espantados ante el terrible hecho, salieron despavoridos del lugar y desesperados dieron aviso a familiares y vecinos.

Cuando arribó uno de los choferes de los camiones regadores se encontró con la silueta del joven sin vida, que se divisaba sumergido a una profundidad de no más de un metro.

Poco después llegaron los uniformados de la Comisaría Décima, el fiscal en comisaría Fabio Corvalán y una ambulancia.

Los efectivos llamaron a los bomberos para que procedieran a retirar el cuerpo sin vida del muchacho, mientras que el médico forense Fernando Galvez se encargó de realizar la primera revisión que pudiera echar luz sobre las causas del deceso.

Todos los testimonios coinciden en que el desencadenante del trágico hecho fue una descarga eléctrica que afectó al joven que intentaba nadar en ese sitio peligroso. La víctima fue identificada como Leandro Gabriel Cejas, de 16 años, y ayer sus familiares fueron testigos horrorizados del rescate del cadáver de las aguas del reservorio.

El hecho abrió una fuerte polémica en torno a la responsabilidad del municipio en esta fatal consecuencia. Por un lado, es real que el secre

tario de Servicios Públicos del Municipio, Osvaldo Baraschi expresó días atrás su malestar por la presencia constante de jóvenes y niños bañándose en el lugar. A través del programa periodístico “La Posta”, Baraschi hizo el jueves un llamado a la reflexión para que se terminara con esa actitud. Además, por los distintos medios locales se distribuyó un comunicado alertando a la población para que no ingrese a bañarse a ese lugar porque era peligroso.

No obstante, también es cierto que en el sitio el cerco perimetral se encuentra roto, el acceso es sencillo por distintos puntos y además no existe ningún tipo de cartelería que alerte sobre la peligrosidad de bañarse allí. Tampoco hay personal exclusivamente abocado a impedir el ingreso de personas al predio ni, como queda claro, se controló la existencia de electricidad en las aguas del reservorio.

El piletón está cerca del Departamento Provincial de Aguas, junto a una pequeña alameda.

Hasta allí, a través de un ducto que cruza la marea llega agua cruda, que se utiliza para el riego de calles. Más adelante se encuentra la planta potabilizadora, ya dentro del predio de Arsa.


Comentarios


Un joven murió electrocutado en un piletón en SAO