Un país sin tolerancia a la homosexualidad



NAIROBI (AFP)- El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, aseguró que los derechos de los homosexuales en su país son un “tema irrelevante” ante la visita del presidente Barack Obama a Nairobi el próximo fin de semana.

El jefe del Estado aseguró igualmente que su vicepresidente William Ruto, todavía en proceso en la Corte Penal Internacional (CPI) en la Haya (Holanda) por crímenes contra la humanidad, se reunirá con el presidente norteamericano.

Preguntado por la cuestión de los derechos de los homosexuales, el presidente keniano declaró que “no tiene relevancia para los habitantes de este país y no está en el programa de nuestras discusiones” con el presidente Obama.

“Como país, como continente, estamos enfrentados a problemas mucho más serios, que queremos abordar con Estados Unidos y con el conjunto de nuestros socios”, apuntó Kenyatta.

La visita del presidente Obama a Kenia, la tierra de sus antepasados, se vio durante mucho tiempo interrumpida debido a que la CPI inculpó al presidente Kenyatta por su papel durante las violencias poselectorales a finales de 2007 y principios de 2008.

Estas persecuciones se abandonaron en diciembre debido a la obstrucción del gobierno de Kenia, según el fiscal de la CPI, abriendo así la posibilidad de una visita presidencial.

En mayo, William Ruto afirmó durante una misa que la homosexualidad no tenía su plaza en Kenia, donde está penalizada por ley desde la colonización británica. Sin embargo, en la práctica rara vez se castiga con arrestos o enjuiciamientos, por lo que un grupo de parlamentarios intenta obtener una aplicación más estricta de la ley.


Comentarios


Un país sin tolerancia a la homosexualidad