Un patrimonio de todos, rumbo a su restauración

El famoso mural "Ejercicio plástico" ya fue trasladado para devolverle su esplendor. Es una obra de David Alfaro Siqueiros que estuvo abandonada durante 17 años.

BUENOS AIRES.- Tras 17 años de espera en viejos contenedores metálicos, el traslado del famoso mural del pintor mexicano David Alfaro Siqueiros "Ejercicio plástico" estuvo al borde de naufragar por una feroz tormenta en Buenos Aires.

Pero ya nada puede torcer su destino de restauración y exhibición.

Esta obra maestra de uno de los padres del muralismo mexicano se encuentra ya en la Plaza Colón, un terreno vallado detrás de la Casa Rosada, donde será restaurado para borrar los signos del abandono que sufrió a la intemperie en la localidad bonaerense de San Justo desde 1991.

El mural podría ser expropiado en breve por el Estado argentino, ya que avanza en el Parlamento un proyecto para que el mural pase a manos estatales.

 

Patrimonio de todos

 

La obra de Siqueiros pertenece al "patrimonio latinoamericano", aseguró la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en el acto de bienvenida de las seis partes del mural.

Ahora quedará en manos de especialistas argentinos y mexicanos, que primero evaluarán su estado y luego trabajarán para devolverle todo su esplendor.

Así, se convertirá en la expresión concreta de la relación cultural entre Argentina y México, afirmó Fernández de Kirchner.

De esta manera, este histórico mural que fue víctima de años de desidia y una compleja trama judicial por su propiedad, recuperará el brillo del que lo dotó en el año 1933 Siqueiros, quien contó con la colaboración de renombrados artistas plásticos argentinos de la talla de Juan Carlos Castagnino, Antonio Berni y Lino Enea Spilimbergo.

 

Una historia increíble

 

El artista mexicano pintó "Ejercicio plástico" en el sótano de la residencia de campo "Los Granados", del periodista Natalio Botana, en la localidad de Don Torcuato, en el norte del Gran Buenos Aires.

Su historia está plagada de anécdotas. Siqueiros se inspiró en Blanca Luz Brum y repitió su figura desnuda casi obsesivamente en todo el mural.

Brum fue una escritora e intelectual uruguaya que vivió una intensa historia de amor y política con el pintor mexicano.

Llegaron juntos en 1933 a Buenos Aires y fueron recibidos por el círculo intelectual porteño.

Botana le ofreció el sótano de su residencia para pintar el mural pero el proceso creativo terminó en un conflicto por el romance que surgió entre Brum y el periodista argentino, por lo cual Siqueiros optó por partir solo de Buenos Aires.

La realizadora Lorena Muñoz filmó un documental sobre la historia de "Ejercicio Plástico", "Los próximos pasados", que volverá a proyectarse estos días en homenaje al inicio del proceso de restauración de la obra.

Atraída por esta historia "misteriosa y hasta rídicula" de un mural "que puede servir de metáfora sobre la Argentina, el paso del tiempo y un país que expulsa", la cineasta filmó esta semana todo el proceso de traslado para crear un nuevo programa documental. "Lo siento como una victoria y un milagro. Siento que ahora se puede confiar. Son muchos años los que pasaron con el mural ahí, muriéndose", declaró.

 

Cómo será el proceso

 

Los contenedores ubicados en la Plaza Colón, detrás de la Casa Rosada, "se van a abrir con la presencia de la presidenta y el escribano mayor y se va a hacer una especie de inventario visual para dejar testimonio fidedigno de su recepción por parte del gobierno argentino", adelantó la coordinadora de la Comisión de Recuperación del mural, Magdalena Faillace.

También, la coordinadora de la Comisión Siqueiros recordó que la justicia argentina dictaminó que el Estado "va a tener la custodia del mural para restaurarlo y exhibirlo en el 2010 como una de las grandes obras del Bicentenario".

En la comisión, que es totalmente ad honorem, mencionó Faillace, "fuimos planificando los distintos pasos, al tiempo que firmamos dos convenios: con la Universidad Tecnológica Nacional y otro con la Universidad Nacional de San Martín para que el taller Tarea -el mejor taller de restauración de obras de arte que tenemos en el país- se hiciera cargo del proceso de recuperación".

"Al lado de donde están los contenedores se está construyendo un tinglado con condiciones de temperatura y humedad que son las que han establecido los expertos de la Comisión. Cuando esté listo -alrededor de un mes- van a trasladar los contenedores y van a sacar las partes del mural para desplegarlas y que los equipos argentino-mexicano puedan realizar un análisis completo".

El montaje del mural y su restauración en la Aduana de Taylor se calcula que llevará más de un año, "porque hay que hacer una obra de infraestructura que lo coloque a tres metros de altura para que no quede sujeto a la humedad de las napas del río", especificó Faillace.

"Serán necesarios distintos estudios para delinear el proyecto de restauración -detalló la funcionaria- luego de constatar los daños o deterioros de la obra. Y entonces podremos decir con rigor cuantos meses llevará su restauración". (Agencias)


Comentarios


Un patrimonio de todos, rumbo a su restauración