Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Un pedido improcedente



Durante los más de cien días que lleva la reiterada cuarentena en nuestro país se han escuchado desubicadas declaraciones de algunos funcionarios que en lugar de aportar tranquilidad y seguridad a una sociedad altamente conflictuada por las dificultades y penurias generadas o agravadas por la pandemia provocan más inquietud y desconfianza por el contenido de sus apreciaciones.

Es el caso, entre otros, de la intendenta de General Roca, María Emilia Soria, que usando el improcedente medio de las redes sociales reclama al gobierno nacional el envío de tropas de Gendarmería a esa ciudad, justificando el pedido en la necesidad de hacer controles más efectivos sobre la circulación de personas como elemento necesario para encausar el problema sanitario ante el peligro por el futuro agravamiento de la situación.

Si bien es cierto que General Roca registra un número importante de contagios por el coronavirus, no se ha conocido que ello hubiera ocurrido en razón de desplazamientos o aglomeraciones de vecinos en tan importante número que no puedan controlarse a través del personal policial provincial, como ha ocurrido en todas las ciudades rionegrinas, y que, por el contrario, requieran de efectivos de Gendarmería, lo que implica una carga negativa para la sociedad dado que en última instancia se trata de una forma de militarización de la ciudad. Tan pobre argumentación evidencia a las claras un aprovechamiento político impropio frente a la grave situación por la que estamos atravesando los rionegrinos al igual que el resto de los argentinos.

Resulta también llamativo que una funcionaria como la intendenta Soria que hace escaso tiempo resultó elegida para el cargo con amplio respaldo de la ciudadanía tenga dificultades para el democrático e imprescindible diálogo con sus vecinos en circunstancias tan arduas donde es necesario aconsejar y persuadir sobre la necesidad de cuidarse sin que tenga que acudir a soluciones autoritarias que casi siempre suelen terminar en desmedro de los derechos de esos mismos vecinos.

Carlos Segovia

DNI 7.304.065


Comentarios


Un pedido improcedente