Un plan de ayuda con final violento

Hay al menos tres millones en juego, en un vínculo que comenzó el año pasado como alternativa para productores afectados por las cenizas del Calbuco.



1
#

Nieve y ceniza obligaron a trasladar animales desde el sur neuquino hacia la estepa rionegrina.(Foto: gentileza )

2
#

La Policía de Valcheta intervino ante los primeros cruces.(Foto: gentileza )

3
#

Toyota ¿oficial? en el campo.(Foto: gentileza )

Lo que empezó con un apretón de manos y un acuerdo para salvar en tierras rionegrinas la producción de un grupo de familias de Neuquén está terminando mal. Tan mal, que ya interviene la Policía y la Justicia porque hay denuncias de amenazas de muerte y quema de campos, todo alrededor de reclamos que involucran varios millones de pesos.

El origen de la historia se remonta a julio del año pasado, cuando un contrato de capitalización de hacienda de cría fue alentado desde el gobierno provincial de Neuquén como alternativa para los pequeños y medianos productores perjudicados por las cenizas del volcán Calbuco.

El camino propuesto consistió en llevar unas 600 vacas y ovejas a la Estancia La Carolina, en la zona rionegrina de Valcheta, para que los animales se recuperen y continúen allí el proceso de reproducción.

Una vez nacidas las crías, el 50% quedaría para los productores y la otra mitad para los dueños del campo.

Cuatro contratos se firmaron y todos los animales viajaron desde el departamento Huiliches hacia las 12.000 hectáreas de la estepa rionegrina.

Hasta allí todo transitó por carriles normales, según relataron a “Río Negro” Juan y José Villareal, padre e hijo que manejan la estancia y que el jueves pasado se presentaron en la comisaría 15 de Valcheta para denunciar que el vínculo con sus “socios” en el proyecto había llegado a un punto sin retorno.

La acusación más directa fue lanzada contra los miembros de la comunidad mapuche de Chiquilihuin, quienes se habrían presentado en forma intempestiva para llevarse todos los animales y las crías, sin respetar el acuerdo firmado y bajo amenazas de muerte.

Las actuaciones judiciales iniciadas indican que el 22 de mayo alrededor de las 22 “nos encontramos en la tranquera de nuestro establecimiento con los ciudadanos Salvador Pereyra, el lonco de la comunidad mapuche Chiquilihuin, del cual creo es de apellido Payalef, se encontraban acompañados por los ciudadanos Carlos Alfaro y Ruperto Alfaro, ambos del paraje Pilo Lil. Los mismos se trasladaban en las camionetas oficiales de la provincia de Neuquén. El lonco en esa oportunidad nos amenazó de muerte”… refiriendo que “les voy a prender fuego el campo y creeme que recursos nos sobran”.

En su relato ante este diario, los denunciantes dijeron que luego de eso avanzaron y cargaron en sus vehículos unos 120 animales, prometiendo volver en los próximos días a llevarse el resto de los ejemplares.

Para poner cifras al perjuicio, los dueños de la estancia indicaron que los 300 terneros que iban a quedar para ellos a partir del contrato de capitalización, por tres años, tienen un valor de 3 millones de pesos.

“Y a eso hay que sumar los 700.000 pesos que pusimos para alimentar y recuperar a los animales en todo este año”, agregó el dueño del campo.

La familia Villareal hizo llegar sus quejas al gobierno neuquino, ya que los acuerdos fueron propiciados -y rubricados- por el ingeniero agrónomo Omar Monzón, titular de la Dirección General Regional Sur del Ministerio de Producción.

En la denuncia que presentaron ante la Policía de Valcheta describieron un diálogo con ese funcionario, en el que recibieron una respuesta poco alentadora.

Monzón les habría dicho que las amenazas escuchadas eran ciertas, “porque el ciudadano apodado “Perico”, hermano del lonco Payalef, se había acercado a su oficina a manifestarle que tenía la intención de venir con tres camionetas más desde la provincia de Neuquén hacia mi campo para hacer esas cosas, y que el ministro Jorge Antonio Lara puso 100.000 pesos para solventar los gastos de todo ese movimiento”.

“Río Negro” buscó la palabra de Monzón, pero desde el área a su cargo indicaron que el tema está en Asuntos Legales y que por el momento no harían declaraciones.

Terneros en disputa

Datos

300
animales debían quedar en la estancia que recibió la hacienda. El dueño dice que perdería más de 3 millones.

Comentarios


Un plan de ayuda con final violento