Incendios en la cordillera: «Mi abuela se escapó con lo puesto, no se llevó ni los remedios»

La desesperación de la gente que perdió sus viviendas y que no encuentra a sus animales. Contaron que el fuego los sorprendió y no les dio tiempo.





Hortensia tiene 83 años y todavía no sabe que la casa donde vive desde hace 20 años en Las Golondrinas fue alcanzada por el fuego anoche. Nada quedó en pie.

Cuando el incendio comenzó a propagarse con virulencia ayer por la tarde, su hija decidió llevarse a la mujer y a su pareja, de 81 años, a su casa en Lago Puelo. “La casa de mi abuela se quemó por completo, al igual que la casa de mi tío que está al lado. El fuego lo consumió todo, salvo la iglesia porque mi abuela es pastora. Mi hermano fue a la madrugada y nos mandó una foto. La iglesia quedó intacta”, detalló Natalia Ibarra, la nieta de Hortensia.

Contó que cuando se trasladaban a Puelo, vieron cómo el fuego consumía la sede de la Brigada de Incendios de Chubut, ubicada sobre la ruta nacional 40. “Por suerte, alcanzaron a pasar. Pero en un momento, si el fuego cruzaba el Currumahuida iba a afectar a la población sobre la ladera”, indicó Ibarra.

La mujer contó que su abuela escapó “con lo puesto. No se llevó ni los remedios. Estamos con la esperanza de que al saber que la iglesia quedó en pie le dé fortaleza y no se ponga tan triste”.

En las redes sociales comenzaron a sucederse los mensajes en los que se pedía información sobre el paradero de personas de Las Golondrinas y El Hoyo. También se buscaban animales.  El municipio de El Hoyo difundió un teléfono para quienes requieran información de los evacuados (2944-202241).

“Mis suegros perdieron la casa y el taller de herrería sobre la ruta 40. Se salvaron de milagro. Los sorprendió el fuego. Había un incendio y de repente, saltó éste como de atrás de la casa. En un minuto, el fuego estaba al lado de ellos y tuvieron que salir corriendo”, señaló Ayelén Torres, al tiempo que recalcó que, en este momento, están buscando sus animales.

Nir Ekdesman vive en El Bolsón pero anoche concurrió a ayudar a Las Golondrinas. “La situación era apocalíptica. En verdad, no las llegás a abarcar estando ahí porque estás muy en el frente y la escala te supera. Tenés una visual de 300 metros en el mejor momento”, detalló.

Veía cuatro o cinco casas quemadas; otras que estaban ahí -continuó-. Evacuaban a los chicos y las personas grandes y los que podían ayudar, se quedaban. Nos quedamos hasta la una de la mañana porque ya no se veía nada”.

Mónica Vázquez vive en Lago Puelo y decidió autoevacuarse en la casa de su hija. “Había distintos focos en varios lugares que supuestamente, dicen que los prendieron intencionalmente. En un momento, empezamos a ver el reflejo del fuego atrás de la montaña y decidimos irnos para estar seguros”, relató.

Aseguró que a la madrugada cuando empezó a llover, lograron dormir más tranquilos. Saben que su casa está a salvo. “Nos dijeron que se quemaron como 300 casas y que se quemaron también las casillas de gas. Por eso, por mucho tiempo, no tendremos ni gas ni luz”, dijo Vázquez.


Los puntos del incendio:


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Incendios en la cordillera: «Mi abuela se escapó con lo puesto, no se llevó ni los remedios»