“Una espantosa espera en la terminal”



El sábado 1º del corriente, como comienzo de año, la empresa El Valle nos regaló una espantosa espera en la terminal de Cipolletti; el coche Nº 7512 que “supuestamente” debía partir a las 21:50 con destino a Las Grutas llegó una hora tarde. Motivo: se había olvidado “algo” en Cinco Saltos (primera excusa). Media hora más tarde, en ventanilla nos comunicaron que había ido al taller por un desperfecto que nunca se solucionó, dado que después de una prolongada espera... llegó. Había tardado más que Papá Noel. Después de esperar otros 45 minutos para que tiraran nuestros bolsos en la baulera, al fin salimos, cansados por la ansiedad y con los nenes agotados y sedientos. Ya sobre la Ruta 22 nos pusimos positivos; dijimos: “Lo peor ya pasó”. ¡Error! En General Roca hicimos transbordo porque, como dije, el problema del taller no se había solucionado y el de respeto de la empresa para con sus pasajeros tampoco. Es una vergüenza. Comenzamos pésimo el año. Aunque me consuela un viejo dicho: lo que mal empieza bien termina. ¡Pónganse las pilas y los choferes onda, viejos! Parecían de una pompa fúnebre. Alicia López DNI 16.165.364 Cipolletti


Comentarios


“Una espantosa espera en la terminal”