En Neuquén usarán microbios para mejorar el sistema cloacal

Se trata de un nuevo método que se aplica en once municipios que tienen inconvenientes en el tratamiento de los efluentes. Los microorganismos, que se colocan en las cañerías agilizan y mejoran el sistema de degradación.



La bioaumentación será utilizada en principio, en todos los municipios donde no opera el EPAS.

La bioaumentación será utilizada en principio, en todos los municipios donde no opera el EPAS.

La provincia de Neuquén está llevando a cabo un ambicioso plan en las plantas de tratamiento cloacales en once municipios a través de la técnica de bioaumentación. Este proceso permite realizar un pretratado de los afluentes desde la conducción hacia la planta. Durante los primeros seis meses se prevé que se completen las acciones para que las ciudades y comisiones de fomento tengan sus plantas funcionando con este método.

Con la bioaumentación se utilizan las cañerías colectoras existentes. Mediante la dosificación continua y diaria de productos microbianos se asegura la capacidad de degradación de la carga orgánica presente, obteniendo mejoras en los valores de vuelco y disminuyendo los impactos ambientales producidos.

Con esta técnica se emplean microorganismos vivos, que descomponen los compuestos orgánicos en H2O y CO2. Los microorganismos utilizados se extraen del suelo.

“Hay que tratar los efluentes en todo el recorrido de la conducción, eso va recorriendo, se van colocando las colonias alrededor del caño, y con el tiempo se van reproduciendo porque el alimento es el afluente que va pasando”, explicó Martín Robledo, coordinador de Ambiente de la Provincia.

Este método ya funciona en Añelo y Picún Leufú. “Se está trabajando en todos los municipios donde no está el EPAS. Desde el EPAS están mirando como funciona y si resulta exitoso lo van a aplicar donde ellos operan”, dijo Robledo.

Capacitaciones

6
operadores se capacitaron en las distintas localidades de la provincia de Neuquén.

En 2018, se realizó una visita a cada uno de los once Municipios y se relevó cada uno de los sistemas de tratamiento, para analizar la situación en la cual se encontraban y las posibles mejoras que se podían llevar a cabo.

Sumado a la documentación con la que ya se contaba por las distintas inspecciones y controles en el marco de la Ley 1875, que efectuó la subsecretaría, se armó un programa provincial para mejorar la calidad de vertido de efluentes cloacales y agroindustriales.

Se pretende que para el final del primer semestre once municipios funcionen con la técnica de la bioaumentación. Se trata de Añelo, Barrancas, Buta Ranquil, Chos Malal, El Cholar, El Huecú, Las Ovejas, Loncopué, Picún Leufú, Plaza Huincul y Villa Pehuenia.

Desde la subsecretaría de ambiente explicaron que la dosificación justa del insumo en las cañerías colectoras, permite que ciertos valores como son la demanda biológica de oxígeno y demanda química de oxígeno disminuyan antes de ingresar al sistema de tratamiento, pretendiendo que éstos bajen aún más luego de haber pasado por el sistema.

La iniciativa contempla llegar a las viviendas que no se encuentren conectadas a la red cloacal, ya que con la adición de los productos microbiológicos se pretende aumentar la permeabilidad de los pozos absorbentes y de esta forma reducir la cantidad de camiones atmosféricos que deban utilizarse.

Esta medida resultaría beneficiosa, teniendo en cuenta que los sistemas de tratamiento por lo general no están diseñados para recibir la descarga de camiones atmosféricos.

Los diagnósticos “muestran que hay muchos aspectos a mejorar.” y las falencias tuvieron que ver sobre todo “con el mantenimiento y operación de plantas de tratamiento”.

Robledo dijo que si bien la provincia es la que más invirtió en el país en efluentes “el tratamiento de los líquidos cloacales sabemos que siempre es una capacidad que va a cola con los crecimientos demográficos de las ciudades”. Por lo cual, los profesionales están evaluando las mejores formas de lograr eficiencia en el tratamiento cloacal y consideran que está nueva técnica va a en ese sentido.

La bioaumentación es el agregado en la cañería de microorganismos que generan la degradación al pasar el afluente".

Martín Robledo es el coordinador de Ambiente de la Provincia.

Técnicas para utilizar el agua de descarte en riego

Además de las técnicas de bioaumentación se planifica otras acciones en las localidades que tienen problemas con el tratamiento de efluentes cloacales.
En Picun Leufú se propuso mejorar las condiciones generales del sistema de tratamiento, entre ellas, el estado en que se encuentra el predio donde están emplazadas las lagunas de tratamiento. Para esto se gestionó la compra de los materiales necesarios para el cerramiento del predio.
También se está gestionando la contratación de una consultoría para la realización de la readecuación del sistema de tratamiento, junto a un proyecto de reuso del efluente tratado para riego de forestaciones.
En las instalaciones de la planta de esta localidad se han registrado actos de vandalismo.
En Barrancas, se pretende sumar un proyecto agro-forestal. El diseño del proyecto de riego con aguas tratadas, contempla dos aspectos fundamentales: los cultivos y el caudal de riego.
En Añelo se asistirá desde la provincia en la elaboración de un plan de manejo de barros y en la elaboración de un proyecto agro-forestal con el fin de reutilizar el efluente ya tratado, disminuyendo de esta forma el caudal vertido al río.
El plan se complementó con una capacitación para operadores y responsables de sistemas de tratamiento de efluentes cloacales e industriales en toda la provincia. Fue debido a que en los relevamiento efectuados en los sistemas de tratamiento, se vieron falencias por parte de los operadores.
El programa fue aprobado por resolución, en la cual se estableció un convenio marco de colaboración entre la Provincia y los gobiernos locales, determinando pautas de trabajo y responsabilidades de las partes.


Comentarios


En Neuquén usarán microbios para mejorar el sistema cloacal