Ver el paso de Venus ante el sol podría dañar los ojos



Los astrónomos sugirieron tener cuidado hoy a la hora de ver el tránsito de Venus frente al Sol, un fenómeno poco frecuente que durará 100 veces más que un eclipse solar, porque podría causar ceguera. A diferencia de un eclipse solar, que termina en dos o tres minutos, el paso de Venus frente al Sol durará alrededor de seis horas. Este fenómeno no ha ocurrido en más de 122 años.

De todas formas, en nuestro país las cosas son un poco distintas que en el resto del mundo: sólo será visible entre las 7,55 y las 8,06 de hoy.

Por su parte, los habitantes de Europa, Oriente Medio y Africa tendrán la mejor vista del cruce de Venus, que, se estima, atraerá a miles de personas.

“Nunca hay que mirar directamente al sol con los ojos sin protección, o con cualquier tipo de equipamiento óptico, telescopio, binoculares, o incluso cámaras digitales”, dijo el doctor Robert Walsh, del Centro de Astrofísicos de la Universidad Central de Lancashire, en el norte de Inglaterra.

“Aún cuando se dé un vistazo al sol por un corto período de tiempo se pueden producir daños en el ojo y perder parte de la visión”, dijo Walsh. Los astrónomos recomendaron la proyección indirecta como el método más seguro para observar el paso de Venus por el Sol, lo que fue anticipado por el astrónomo alemán Johannes Kepler en 1627 y fue visto por primera vez por Jeremiah Horrocks en 1639.


Comentarios


Ver el paso de Venus ante el sol podría dañar los ojos