Sacerdote viedmense a favor de la separación de la Iglesia y el Estado

El padre Luis García aseguró que “estoy de acuerdo con esta campaña, y que sean los católicos los que sostengan la Iglesia”.

13 ago 2018 - 19:39

La polémica nacional tras una campaña de pañuelos de color naranja que propicia la separación de la Iglesia católica, tras la frustrada sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) tuvo su correlato en Viedma.

Durante las últimas horas se conoció la posición del célebre sacerdote Luis García Rodríguez pronunciándose a favor del corte de relaciones entre ambas instituciones.

El párroco de la Catedral de Viedma, e impulsor de servicios de contención social, argumenta que “no nos ha beneficiado en absoluto esta relación simbiótica que tiene más de prejuicios que de realidades” por lo tanto “la libertad puede hacer de nuestra Iglesia una institución mucho más transparente y cercana a la realidad que hoy vive nuestro pueblo”.

Más información: Qué es la apostasía y por qué tanta gente está pensando en renunciar a la iglesia católica

Considera que en este tema existen “muchos prejuicios” porque “se habla que los curas cobran y eso no es cierto” en virtud de que “cada comunidad sostiene y debe sostener a sus sacerdotes”.

En su cuenta de Facebook plantea que “los obispos reciben un monto mensual no nominal que la mayoría utilizan para el funcionamiento de los servicios centrales diocesanos” pues “es el mal llamado sueldo de los obispos” y para que “sea sueldo, son necesarios los aportes y su nómina correspondiente, algo que no es real, salvo el obispo castrense (fuerzas armadas)”.

Sacerdote viedmense a favor de la separación de la Iglesia y el Estado

Reflexionó sobre que “este cambio implicaría un mayor compromiso por parte de la gran mayoría de los católicos, que también viven de este prejuicio, y no solo eso, sino que ellos mismos lo han alimentado con frases como ‘los curas tienen plata’ , o ‘la Iglesia maneja mucho dinero’”.

A su entender “ha llegado el momento de sincerarnos, de poner las cartas sobre la mesa, y que los católicos sean los que mantengan el culto católico” pronunciándose luego de “dejarnos de ‘limosneos’ y comenzar a tomarnos en serio el sostenimiento de la obra evangelizadora de la Iglesia con aportes que posibiliten su accionar.

Te puede interesar: Más rechazos a los aportes al clero

García Rodríguez pidió que “se deje de usar a la iglesia” pues “en muchas ocasiones por algún u otro motivo, asistimos a algún acto dentro de los espacios eclesiales”. También consideró que “esos lugares están sujetos a servicios que hay que afrontar cada mes y a mantenimientos permanentes dadas las condiciones de los edificios” con lo cual “seamos coherentes y ayudemos a su sostenimiento”.

El sacerdote dijo haber tenido “experiencias muy llamativas de personas que han ido, han hecho uso de personas y lugares y no han aportado absolutamente nada”, y en su opinión “esto es no jugar limpio” y en consecuencia, según reflexionó “tenemos que ser lo suficientemente maduros y dejar la viveza de lado” reclamando que “no nos engañemos a nosotros mismos”.

Concluyó en que “personalmente estoy de acuerdo con esta campaña, y que sean los católicos los que sostengan la Iglesia Católica”.

DeViedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.