Violencia en el hospital de Roca: familiares de una paciente causaron disturbios en la terapia intensiva

La situación terminó con destrozos, golpes y agresiones al personal de salud. Además, dos hombres fueron detenidos.

Un mediodía violento se vivió ayer en el hospital Francisco López Lima, momentos después de que el personal de salud comunicara el fallecimiento de una joven de 16 años, quien había ingresado de urgencia debido a una grave complicación obstétrica que produjo la pérdida de su bebé horas antes. Un guardia sufrió agresiones físicas y amenazas por parte un grupo de familiares de la paciente.

«La cesárea fue prevista de urgencia para poder salvar al bebe pero ya no tenía latidos. Mientras que a la madre se la trató de salvar con todos nuestros medios posibles«, sostuvo Ana Senesi, directora del hospital Francisco López Lima.

La menor de edad fue trasladada ayer a las 2 de la madrugada, hacia la terapia intensiva del hospital roquense tras haber sido asistida en el centro de salud Ernesto Accame de Allen. El diagnóstico que presentó la joven fue un desprendimiento prematuro de la placenta, una complicación gravísima que requiere de una intervención urgente.

«Desafortunadamente, el bebé falleció minutos después de su ingreso a tempranas horas de la mañana. A los padres de la joven se les había explicado que el panorama era muy grave y ellos se mostraron muy acongojados por toda la situación», explicó la directora del hospital.

Luego, alrededor del mediodía, la joven paciente -quien se encontraba internada en terapia intensiva con un cuadro crítico- también perdió la vida.

Tras conocerse esta noticia entre el círculo íntimo de la paciente, varios jóvenes ingresaron a la zona restringida del hospital, irrumpiendo violentamente y agrediendo al personal de salud. Producto de los incidentes, el guardia a cargo de la seguridad de la institución pública resultó lesionado por golpes de puño en su intento por restringir el acceso a terapia intensiva.

«Fue una situación catastrófica dentro de la obstetricia. Falleció una joven embarazada debido a un cuadro muy grave. Entendemos el sufrimiento de esta familia y no queremos juzgar los sentimientos que surgen en un momento de tanto dolor, tratamos de acompañarlos y contenerlos» explicó Cristina Orlandi, jefa de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital.

A su vez, para Orlandi resulta importante poder cuidar al personal de salud, a las estructuras edilicias, su tecnología y demás pacientes ingresados con cuadros graves. «Mientras atendíamos a los padres de la joven, un grupo de hermanos y amigos ingresaron violentando la terapia intensiva expresando su dolor e impotencia de manera agresiva. Lamentablemente se desbordó la situación y tuvieron que intervenir las fuerzas de seguridad«, dijo.

«Nuestra intervención, en el inicio del duelo, es acompañar a la familia y lamentablemente no pudimos hacerlo porque no se dio un ambiente adecuado. Quizá cuando todo se calme, pueda acercarme como jefa de la terapia intensiva para hablar con esta familia que transita esta terrible y dolorosa pérdida», sostuvo Orlandi.

Para contener los incidentes fue necesario un amplio operativo policial, el cual terminó con dos personas detenidas. En horas de la tarde, los apresados recuperaron la libertad.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios