Rescatan de madrugada en Las Grutas a un pingüino que casi matan de frío al intentar «salvarlo»

El ave llegó a la cuarta bajada el sábado a las 22, buscando tranquilidad para cambiar sus plumas. Se encontró con toda la movida nocturna y con turistas que casi lo matan al mojarlo con agua de mar. ¿Qué aconsejan los expertos en casos así?





El ave tuvo que ser trasladada a playas más alejadas, para que no la perturbaran

Otra vez las ‘buenas intenciones’ de la gente casi le cuestan la vida a un pingüino que, para cambiar tranquilo su plumaje, se acercó a la costa bien entrada la noche, y finalmente tuvo que ser custodiado por la policía y trasladado a otra playa por los guardas ambientales, para evitar que el ave muriera de frío, o tuviera un pico de estrés.

¿Y por qué se subraya que no se trata de un episodio aislado? Porque, desde que arrancó el verano, son muchos los que visitan la zona y, por desconocimiento, si ven a cualquier animalito marino tratan de acercarse para «rescatarlo«.  Cuando en realidad esa fauna vive en el lugar, y si deja el mar lo hace como parte de su comportamiento habitual.

“A esta altura no sabemos de qué manera informar que no hay que intentar regresar al agua ni a pingüinos, lobos, ni a ningún otro animal. Ni tampoco mojarlos, si es que se internaron en la zona de playas y lo que buscan es quedarse sobre la arena” dijo Sebastián Ortega, el coordinador regional de áreas naturales protegidas.

El ave llegó a la costa porque está mudando su plumaje // Foto: Gentileza

En el caso de este pingüino, si seguían mojándolo hubiera muerto de frío. Porque cuándo están mudando su plumaje estas aves quedan expuestas, y no pueden regular su temperatura como cuándo tienen sus plumas completas. Por eso al tirarle agua no sólo lo estresaban sino que le provocaban un shock térmico, que hubiera sido mortal” amplió el experto.

El episodio ocurrió el sábado por la noche, en las playas del centro, entre la cuarta y quinta bajadas. El ave apareció cerca de las 22, caminando tranquila hacia el acantilado, adonde iría a refugiarse.

A esa hora la playa todavía estaba llena, con turistas que terminaban su día en la arena y se mezclaban con los que comenzaban a llegar para tomar tragos y bailar, porque la cuarta concentra gran parte de la movida nocturna.

Al ver al pingüinito muchos se le abalanzaron, y comenzaron a mojarlo con agua de mar. Otros pretendieron guiarlo hacia la orilla, y no faltó el que intentó alzarlo, para regresarlo más rápido.

“Lo estaban hostigando con esa forma de actuar. Por eso la policía nos dio aviso y se quedó custodiando al pingüino, para evitar que siguieran molestándolo, mientras nosotros coordinábamos el operativo” relató Ortega.

“Cerca de las 2 de la madrugada pudimos acercarnos y trasladamos al ave a una playa más lejana y tranquila, para que estuviera en calma” amplió el hombre.

Lo cierto es que el hecho volvió a poner el foco en el comportamiento que hay que tener al avistar fauna marina.  “Lo mejor que podemos hacer es no hacer nada. Porque los animales están en su hábitat. Así que, simplemente, si aparecen en la costa hay que dejarlos” finalizó el coordinador.

Se presume que el pinguinito, tras la intervención de Fauna, estará completando su cambio de plumas en un lugar más calmo.

Pero, como dato gracioso, el ave no pasará desapercibida, porque quedó ‘fichada’ por la policía grutense, que, al dar aviso de lo que ocurría a los guardas ambientales, la fotografió de frente y de perfil, con una pose similar a la que se estila al identificar detenidos.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Rescatan de madrugada en Las Grutas a un pingüino que casi matan de frío al intentar «salvarlo»