Paseo gastronómico de tres días por la Ciudad de Buenos Aires: ¿Te tienta?

RÍO NEGRO tuvo la posibilidad de recorrer la city porteña junto a otros medios del interior. La mejor comida y los paseos que no podés perderte en esta breve- pero no menos interesante- aventura.

La televisión muestra un gran caos vehicular en la Ciudad de Buenos Aires. Al hacer zapping, los noticieros anuncian los cortes de calles por protestas. Una cámara de seguridad muestra un robo… Estas situaciones suceden, pero no tan a menudo como parece. La ciudad es segura y está realmente preparada para recibir al turismo.

RÍO NEGRO tuvo la posibilidad de realizar, junto al Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires y distintos medios del interior del país, un paseo gastronómico de tres días por la Capital Federal.

Con platos y vistas increíbles, Buenos Aires ofrece una variadísima oferta. El gobierno de la Ciudad lo tiene claro: quiere que se la conozca como la capital internacional de la gastronomía. Tiene méritos, ofrece restaurantes y bares para todos los gustos. ¿Te tienta el recorrido? ¿Comenzamos?


Día 1: Parque Patricios

Luego de la llegada a la Capital- y después de desayunar- la idea es almorzar en el patio gastronómico de Parque Patricios. Allí inicia este recorrido. Se trata de una alternativa en comida callejera de calidad al aire libre. Cuenta con distintos puestos de hamburguesas, pizzas, comida natural, pescados, helado, pastelería y cafetería, además de dos cervecerías. Un gran puntapié para comenzar esta aventura.

Para bajar el almuerzo podemos realizar una caminata. Visitar la Casa de Gobierno de la Ciudad es en este momento un buen plan. Se encuentra a solo metros del mencionado patio gastronómico de Parque Patricios. Es un edificio sustentable diseñado para que se integre con el paisaje del barrio. Tiene 38 mil metros cuadrados y está ubicado entre las calles Uspallata, Los Patos, Atuel e Iguazú. Allí funcionan, además de la Jefatura de Gobierno, otros ministerios y secretarías de la Ciudad. Un edificio realmente imponente.

Luego de este inicio lo más conveniente sería volver al lugar de alojamiento, tomar una buena ducha- quizás descansar un rato- luego prepararse para la noche.

¿La cena? En El preferido de Palermo donde se come, por ejemplo, la mejor milanesa del mundo.


Día 2: Puerto Madero-Palermo

Luego de un buen descanso, una visita obligada en Buenos Aires es El Obelisco. RÍO NEGRO tuvo la posibilidad de conocer el interior del mayor emblema de la capital y observar desde la cúspide la ciudad. Una experiencia inolvidable.

El monumento fue inaugurado en 1936 y es obra del arquitecto Alberto Prebisch. Está ubicado en el lugar donde fue izada por primera vez la bandera nacional en la ciudad. Quien visita Buenos Aires no puede dejar de fotografiar este monumento, ubicado en la intersección de la 9 de Julio y la calle Corrientes.

Según informó el Ministerio de Espacio Público, tiene una altura total de 67,5 metros y una base de 6,8 metros por lado. Posee una única puerta de entrada y en su interior hay una escalera de tipo marinera de más de 200 escalones con 7 descansos que lleva a la cúspide. Allí hay un mirador con cuatro ventanas donde se observa toda la ciudad.

Continuemos con el paseo. Los días vuelan y para aprovecharlos al máximo lo mejor es planificar previamente el itinerario.

Luego de El Obelisco, una opción muy copada es visitar el recientemente inaugurado Mercado de los Carruajes, ubicado en Leandro N. Alem 852. Allí históricamente se encontraba el predio de las «Cocheras Presidenciales”. Cuenta con más de 4 mil metros cuadrados y forma parte del Patrimonio Histórico de la Ciudad. El lugar alberga más de 40 locales comerciales donde se ofrecen productos nacionales e internacionales.

El edificio cuenta con dos pisos y una terraza. En la planta baja se encuentra el paseo de compras, mientras que en el primer piso y la terraza conviven locales de diferentes rubros como rotisería, cervecería artesanal, cava de vinos y restaurantes, entre otros. Todo un universo.

Como no todo es comida, a media tarde, una gran opción, antes de la cena, es visitar el Teatro Ciego. En este lugar se cuentan historias en absoluta oscuridad y cada obra es un mundo. Se trata de una experiencia en la que se apela a la imaginación. La oscuridad permite una nueva percepción de la realidad haciendo innecesario el uso del sentido de la vista. Esto posibilita la participación de personas con discapacidad visual.

Para la cena hay una gran propuesta: Koi, el street food asiático con sabor argento. Ubicado en Carranza 1591, Palermo, en este lugar se reversionaron platos orientales para lograr productos realmente innovadores. La carta tiene como grandes protagonistas al ramen y al dumpling. Exquisito.


Día 3- Belgrano-Puerto Madero

Comienza la nostalgia porque pronto se terminará el recorrido, pero no por eso vamos a dejar de disfrutar de la Ciudad de Buenos Aires. Por la mañana se puede recorrer El Botánico. Allí diversas especies vegetales crecen y se reproducen en uno de los jardines más importantes de la ciudad.

El almuerzo tranquilamente puede ser en el Mercado de Belgrano. Dato: allí los terrenos fueron cedidos por los herederos del escritor José Hernández, el autor del Martín Fierro.

Este mercado está abierto desde hace más de 100 años. Se distingue por la calidad de sus productos y es parte indispensable de la identidad del barrio.

Años atrás se concretaron allí algunas obras de puesta en valor. Además de importantes mejoras estructurales se amplió el espacio con un patio de comidas exterior y una terraza a cielo abierto. Entre otras propuestas, están los locales de reconocidos chefs como el maestro de la cocina japonesa Takehiro Ohno y el italiano Donato de Santis.

Queda poco. La tarde llega y quizás es propicio una caminata por el barrio de Belgrano y el Barrio Chino. Allí conviven torres, casas pintorescas y una gran avenida comercial. En su momento Belgrano fue pueblo, ciudad y hasta capital federal por un breve tiempo. ¿Tenías ese dato?

Se asoma la noche. ¿Querés buenos tragos y vistas inolvidables? Entonces tenés que conocer las terrazas porteñas.

Los bares en altura son una tendencia. Buenos Aires forma parte de esta movida en la que tomar un buen cóctel mirando la ciudad desde arriba es la combinación ideal para una tarde-noche perfecta. Trade Sky Bar es el indicado. Si vas, debes hacer una reserva previa.

Para coronar unos días increíbles la cena no puede ser en otro lugar que no sea en Puerto Madero. Allí la parrilla Juan Bautista la rompe.

La despedida puede darse con una caminata por el Puente de la Mujer, con una vista increíble de Puerto Madero.

Como dijimos al inicio, esta nota propuso un breve recorrido por la Ciudad de Buenos Aires, haciendo eje en lo gastronómico. Sin embargo hay que aclarar que nunca se termina de conocer esta enorme ciudad. La Capital Federal tiene innumerables rincones para descubrir. Quizás el próximo artículo tenga otro enfoque y podamos conocer más lugares de esta maravillosa ciudad.


Como aún vivimos en pandemia, en La Rural se montó un gran centro de testeo para turistas. Funciona con turnos previos y, tras completar los datos requeridos, el resultado del test es informado por WhatsApp.


Una ciudad segura


RÍO NEGRO, junto a otros medios del interior, tuvo la posibilidad de conocer el Centro de Monitoreo Urbano en Chacarita. El CMU tiene la capacidad de monitorear las cámaras de video vigilancia instaladas en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

El objetivo principal del CMU es prevenir delitos e intervenir dando aviso a los efectivos que se encuentran en la zona. También es utilizado como apoyo en investigaciones policiales y judiciales.

Todo lo que las cámaras captan es grabado en una sala de control y almacenamiento de última generación. El sistema de archivo digital de imágenes está protegido con doble encriptación.

Es una de las herramientas tecnológicas más importantes con las que cuenta el Gobierno de la Ciudad.


Las obras


Las distintas obras ejecutadas en el último tiempo le han dado otro dinamismo al tránsito de la ciudad. Meses atrás el Gobierno anunció que la Avenida Libertador será la primera “calle compartida” de la Ciudad. Se transformará en un “corredor amigable” para peatones, ciclistas, pasajeros de transporte público y conductores. Allí también se sumarán árboles y espacios verdes.

Por su parte la Red Metrobús actualmente supera los 60 kilómetros de extensión y gracias a ello los pasajeros se ahorran hasta 50% de tiempo de viaje todos los días. Por último, el Paseo del Bajo es una de las obras más importantes y emblemáticas de la Ciudad. Permitió unir el sur con el norte y separar la circulación del tránsito pesado del tránsito general.

Datos

Entre 3.500 y 4 mil pesos
sale disfrutar de 2 tragos y comer en Trade Sky Bar. La vista desde la terraza es realmente increíble.
2 mil pesos en promedio
sale una parrilla para 2 personas en Juan Bautista. El restaurante tiene una vista increíble hacia el Puente de la Mujer en Puerto Madero.

Entre 3 mil y 3500
sale una cena en Koi con postre incluído.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios