Villa Traful un plan para sumergirse en la belleza

El lago, la villa y todo su paisaje enamoran. En verano, sus costas y playas son variadas para explorar con tiempo y sin apuro. Te podés meter al agua y descubrir un mundo submarino, embarcarte o caminar hacia las cascadas más lindas.





El lago Traful es un imán para el turismo. Su azul profundo en una superficie de 76 kilómetros cuadrados, el pequeño poblado de montaña que lo rodea y el aire puro y ambiente tranquilo que se respira en estas latitudes invitan a sumergirse en el disfrute.

Este rincón paradisíaco, de solo 850 pobladores estables, que está en la provincia de Neuquén, inserto en el parque nacional Nahuel Huapi, a 65 kilómetros de Villa La Angostura y 100 de Bariloche, tiene una multiplicidad de opciones que son un boom este verano.

En Traful se puede hacer trekking de baja dificultad para toda la familia, llegar a cascadas imponentes, conocer lagunas de una belleza excepcional, transitar por un bosque y disfrutar de las costas del lago en cualquier rincón, con playas increíbles.

Pero el principal atractivo es el lago y su belleza particular que no existe en otro de la zona porque cuenta con el único bosque de lengas sumergido, de 30 metros, producto de un desplazamiento de una ladera montañosa que dejó los árboles estoicos que sobresalen del fondo y salen a la superficie, sumándole mayor atractivo.

A orillas del lago Traful, la opción de un día de playa, es amplia y hermosa.

“Todo lo que sea en el lago es nuestra mayor propuesta y el snorkel es el boom de este verano. Es una actividad que venimos haciendo hace 6 años en el bosque sumergido, pero este año estalló”, comentó Gabriela Canale de la agencia, que suma como plus a la oferta lacustre el amplio conocimiento en la zona y el fenómeno geológico del bosque sumergido de su propietario y guía Néstor Grees (“el ruso”) y del timonel y guía Andrés Sosa.

Un dato a tener en cuenta es que en el lago Traful no hay catamaranes y todas las excursiones se realizan con embarcación semi-rígida para que generen el menor impacto posible al ingresar a la zona del bosque sumergido.

Plan agua

El snorkel es una actividad de medio día. La embarcación parte a las 10 del muelle de Traful y regresa a las 14:30. Para practicar esta actividad no se debe tener conocimiento en natación ni tener experiencia en la materia, y al apenas sumergir el rostro en el agua cristalina tienen 25 metros de visibilidad.

El snorkel lo pueden hacer chicos a partir de 7 u 8 años, no necesitan saber nadar para hacerlo” destacó Canale, quien comentó que la excursión permite estar en el agua junto al bosque sumergido una hora y media en promedio, y luego hay un espacio de rélax en la playa donde se puede almorzar con la vianda que cada uno lleva.

Para los más experimentados la alternativa de agua por excelencia es el buceo entre los árboles del bosque sumergido, aunque también se realizan bautismos.

En el Lago, además de hacer playa, se puede visitar el único bosque de lengas sumergido. Foto: Alfredo Leiva

También las excursiones de Traful ofrecen un tour guiado embarcado, cruzando el lago, para acercarse al bosque sumergido. Se llega hasta la falla geológica en la costa norte para observar el desplazamiento de la ladera y el bosque que emana de las profundidades. El paseo demora 1:15 horas hasta el regreso al muelle. Incluye un recorrido de las playas y se pueden observar los acantilados de origen glaciar.

Otro plan es seguir la excursión y combinarla con un trekking. Para esto se llega hasta la playa de Bahía Grande, resguardada del viento, con arena volcánica y bosque de cipreces. Desde ese punto se camina un trayecto de unos 3 kilómetros hasta la laguna Azul, una de las lagunas Mellizas, que tiene un nivel de exigencia medio. El regreso es a las 18.

Con un cruce embarcado del lago también se puede realizar el trekking hasta las pinturas rupestres de origen Tehuelche y luego a las lagunas Mellizas, Azul y Verde.

En total son 12 kilómetros en circuito y entre ambas lagunas se hace una parada para almorzar, con la vianda que cada uno debe llevar, y descansar por unos minutos. El regreso es por la Bahía Grande. Este paseo es de día completo de 9:30 a 17.

El snorkel es el boom de este verano. (Foto gentileza Eco Traful)

Senderos y cascadas

Cerca de la villa turística hay varios puntos de interés para llegar por cuenta propia. Las costas y playas son variadas para explorar con tiempo y sin apuro. Una predilecta por todos es Puerto Arrayán, que se desprende de la ruta 65 camino en dirección a la intersección con la ruta 40.

También hay un sendero corto a la cascada Catarata, a unos 10 kilómetros del centro, y otro camino para recorrer a pie hacia la cascada Coa-Có y Arroyo Blanco, a 30 minutos.

Este verano el Mirador del Viento, un clásico paseo con vistas panorámicas increíbles, antes de llegar al poblado, si se ingresa desde la ruta 237, permanece clausurado por riesgo de desprendimiento de rocas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Villa Traful un plan para sumergirse en la belleza