El pintor callejero que creó un clásico

01 dic 2016 - 09:19
Comparte esta noticia

El Chiringuito es un clásico del centro de Bariloche, pero no especialmente para los miles y miles de turistas que pasan por el frente de sus locales de Quaglia y Rolando, ambos al 200, sino especialmente para los que viven todo el año en la ciudad.

¿Cuál es la clave de estos restaurantes? A Néstor Torres, su dueño, no le cuesta responder: carta sencilla, precios accesibles y atención rápida.

No son los únicos locales gastronómicos que tiene Torres, pero aun así su pasión es el arte: pinta cuadros con sus manos. Así reunió el capital inicial. Y para no perder la maña, cada año vuelve a partir para ejercer el mismo oficio en otro continente.

Últimas noticias de ésta sección