Los mapuches quieren importar plantas medicinales

Los concejales de Juntos Somos Bariloche le pedirán al Senasa un protocolo para habilitar el ingreso de vegetales. Al pedido también se sumó la senadora Odarda.

09 nov 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El bloque de concejales de Juntos Somos Bariloche pedirá al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) la implementación de un protocolo que habilite el ingreso de vegetales al país para su utilización en ceremonias y prácticas culturales de los pueblos originarios. Al pedido también se sumó la senadora Magdalena Odarda.

Tres años atrás, integrantes de tres comunidades mapuches solicitaron la intervención del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) ante la incautación de hojas y tallos de plantas autóctonas de uso medicinal en los puestos de control del Senasa en el paso Cardenal Samoré.

En ese entonces, el exdelegado del Inadi en Río Negro, Julio Accavallo, le pidió al director del Centro Regional del Senasa Patagonia Norte, Ricardo Sánchez, la elaboración de un protocolo de intervención para estos casos.

Las autoridades del organismo solicitaron “una nota formal para elevar al Senasa Central, con la información correspondiente a cada planta para evaluar si había riesgos o no”. Según indicó Sánchez, las comunidades “simplemente presentaron una nota muy general pidiendo el ingreso de plantas y animales domésticos, sin mayores especificaciones”.

Los reclamos de las comunidades mapuches se reiteraron a fines de octubre cuando a través de una nota presentada al Consulado de Chile en Bariloche, repudiaron los malos tratos al machi (curandero de la comunidad) Gustavo Curillán, que transportaba hierbas medicinales desde Argentina hacia Chile. Las mismas fueron incautadas por considerarlas “estupefacientes”.

Esta nueva movilización desembocó en la presentación de un proyecto de comunicación al Senasa por parte de los concejales oficialistas.

“Para modificar una norma, hay que hacer un análisis de riesgo. Un país no puede simplemente abrir la importación de vegetales en general porque hay plagas y hay análisis epidemiológicos y de riesgo sanitario que deben hacerse”, expresó Sánchez a “DeBariloche”.

Sanchez puso como ejemplo, los intentos en Argentina por combatir la “lobesia botrana”, una plaga que ingresó de Chile y que ataca principalmente el cultivo de la vid. “Hoy, el país gasta millones de pesos por esta situación. Toda Mendoza está tomada y nosotros estamos resistiendo con la barrera de la Patagonia. No sólo afecta la calidad de la uva sino la calidad de los vinos”, recalcó el funcionario.

DeBariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.