Una familia denunció el secuestro de su hija adolescente

El hecho ocurrió el viernes a metros del ingreso de una escuela del barrio El Frutillar. La joven fue abandonada en la ladera del cerro Otto.

19 jun 2017 - 14:47
Comparte esta noticia

Por algunos minutos el horror se apoderó de una adolescente de 14 años que fue tomada por sorpresa a metros de una escuela y abandonada en la ladera del cerro Otto. El hecho comenzó el viernes a las 9 de la mañana en la calle Charcao al 200 del barrio El Frutillar.

El caso se dio a conocer durante el fin de semana a partir de una publicación que hizo la madre de la víctima en las redes sociales. Según relató, dos hombres interceptaron por la espalda a la joven antes del ingreso a una escuela. Le taparon los ojos con un pañuelo y la subieron a un auto.

Le decían que se suba a un auto que llegó ni bien le taparon los ojos, ella se resistía a lo que éstos le agarran los pelos y la suben al auto”, detalló a partir de lo que pudo saber de su hija. La recorrida que comenzó en el corazón del barrio finalizó en la ladera del cerro, a unas cinco cuadras en línea recta desde el lugar en el que fue retirada.

En total la joven estuvo cerca de tres horas en compañía de sus captores. Cerca del mediodía la dejaron en un descampado. Previamente caminaron algunos metros pero, alertados por la presencia de otras personas, decidieron arrojarla entre los matorrales para huir de la escena.

“Mi hija en ese momento se sacó el trapo de los ojos y corrió hasta llegar a la casa de mi mamá”, explicó la mujer acerca del final de una mañana llena de nerviosismo.

El titular de la Comisaría 42, el subcomisario Luis Hawrylak, confirmó a este diario la versión ofrecida por la familia. Dijo que la denuncia la realizó el padre de la víctima en la Comisaría 28, otra de las jurisdicciones del Alto de la ciudad, el mismo viernes a las 13.

La denuncia se caratuló como “privación ilegítima de la libertad” y, hasta el momento, no se encontraron testigos que hayan aportado datos en las primeras averiguaciones. El Subcomisario explicó que en la zona suelen apostar móviles policiales en el horario de ingreso a las escuelas pero, dado que aquella mañana se demoró la entrada al establecimiento, solo contaban con las recorridas de rutina.

Hawrylak agregó que, luego de hacer la exposición policial, la joven fue trasladada al hospital Ramón Carrillo para dar inicio a un protocolo de salud que se realiza, por prevención, ante posibles casos de ataques sexuales. Sin embargo el oficial descartó que la joven sufriera un hecho de ese calibre.

Fuentes judiciales confirmaron que la familia fue recibida por el fiscal César Lanfranchi, quien oficia como adjunto de la Unidad Fiscal Temática 1, aunque se hizo resguardo de los procedimientos a los que se dio inicio por encontrarse implicada una menor de edad.

DeBariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección