Es vital el software libre

11 jun 2010 - 00:00
Comparte esta noticia

El software libre es un programa abierto que garantiza y proporciona el derecho irrestricto de usar o ejecutar con cualquier propósito, copiar, distribuir, cambiar y mejorar el software y publicar estas modificaciones en las mismas condiciones de licenciamiento acordadas al programa original, sin que se tengan que pagar regalías a los desarrolladores previos. Este nuevo modelo y concepción en torno al software ataca el sustento filosófico y ético de la propiedad del conocimiento y no sólo en la teoría sino en la práctica: cualquier persona que posea una copia de un programa libre puede ponerlo a disposición del que lo requiera. Esta filosofía nació en los 80 en Estados Unidos por iniciativa de Richard Stallman y otros programadores que dieron origen a la Free Software Foundation y al Proyecto GNU. En los 90 se sumó desde Finlandia Linux Torvalds y junto con otros desarrolladores decidieron programar y crear un sistema operativo de código abierto, dando nacimiento a GNU/Linux. De esta forma, cuando se habla de Linux, exactamente estamos hablando de GNU/Linux, que es libre, modificable y redistribuible. Muchas son las razones que sustentan la importancia de utilizar GNU/Linux en el Estado y por contrario no hay razones que justifiquen que el Estado siga utilizando software propietario como es el caso de Microsoft, Apple u otras empresas. Obviamente al proyectar el uso de software libre inmediatamente estamos enfrentando enormes negocios de grandes corporaciones. El uso de software libre en la administración pública ha cimentado su existencia como un medio de garantizar la soberanía de un país y como un paso para romper la dependencia y la brecha tecnológica. Ejemplo de ello son Alemania, distintas jurisdicciones de nuestro país, Brasil, Cuba, Chile, China, Ecuador, España, Francia, México, República Dominicana y Venezuela. La ONU, por otra parte, recomienda la utilización y el fomento del software libre tanto en el seno de la organización como entre los países miembros. En cambio, el uso de software propietario no garantiza este principio de transparencia, por lo que no se sabe si oculta información y si ésta es enviada o no a otras computadoras remotas. La transferencia de información reservada puede ser motivada por fallas o errores contenidos en los programas o deberse a que intencionalmente así lo previeron quienes los diseñaron. Sobre el particular, Richard Stallman ha señalado que los programas de Microsoft o Apple “tienen funciones ocultas malévolas como espiar al usuario, restricciones de uso o puertas traseras de acceso, y uno que tiene las tres puertas es Windows Vista”. Por ello recomienda como “única defensa” la utilización del software libre. Las escasas restricciones de uso referidas a GNU/Linux están ligadas a la obligatoriedad de compartir eventuales mejoras al sistema, a lo que hay que agregar que además del sistema operativo también están los utilitarios (edición de fotos, programas de oficina, etcétera), que también pueden conseguirse libremente. Es el caso de 1) desktop en estación de trabajo, 2) infraestructura de red para máquinas con cualquier sistema operativo: Linux, Windows, Macintosh, Unix, etcétera; 3) servidor de archivos, 4) servidor de impresoras, 5) servidor de correo electrónico, correo electrónico y comunicaciones en general; 6) servidor de World Wide Web, www; 7) servidor de acceso a internet y navegación, 8) gestión de bases de datos, 9) lenguajes de programación y desarrollo de software, 10) gestión de oficina, ofimática (procesador de textos, hoja de cálculo, etcétera). Las premisas fundamentales propuestas por la Fundación para el Software Libre son: 1) Libertad para ejecutar el programa con cualquier propósito 2) Libertad para modificar el programa para adaptarlo a sus necesidades 3) Libertad para redistribuir copias, tanto en forma gratuita como a través del pago de un canon 4) Libertad para distribuir versiones mejoradas del programa, para que la comunidad pueda beneficiarse de ellas Llegado este punto es preciso aclarar que cuando se habla de libre no necesariamente se está hablando de que sea gratis, sino que está relacionado con que el código fuente del software está abierto, por lo tanto se puede ver y modificar. Es, como decíamos, toda una filosofía referida al desarrollo sustentable y colaborativo, no se trata exclusivamente de software sino de derechos inalienables del ser humano como el derecho a la educación, al conocimiento y al acceso a la información. En resumen, la adopción del software libre permite que el Estado ahorre una considerable suma de dinero para aplicar a otras áreas y contribuye a vencer la dependencia tecnológica. Además, al ser libre, el Estado, a través de sus técnicos, queda en capacidad de desarrollar las aplicaciones que cada uno de los componentes de la administración necesita en función de sus requerimientos y necesidades, así como de establecer sus propios estándares de seguridad. Estamos propiciando mediante un proyecto de ley que el Estado de Río Negro adopte la utilización de software libre, estableciendo la mudanza gradual de todos sus sistemas en cada uno de los tres poderes. Además, que la formación de nuestros jóvenes en la escuela inicial y media esté basada en la utilización del software libre. Estamos convencidos de la importancia estratégica que tendrá para la provincia la sanción de la ley que impulsamos, al tiempo que guardamos la certeza de que seremos acompañados por la totalidad de nuestros pares. (*) Legisladores de Río Negro