Los dueños de la pelota y la locura del dinero

11 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia
De repente, la patronal del fútbol, que se sentía el reino del libre mercado y colocaba como modelo a la millonaria Premier League, comienza a reclamar que el Estado intervenga, que hay que frenar esta locura. La “culpa”, se sabe, la tiene el PSG, que ya se llevó a Neymar pagando los 222 millones de euros de su cláusula y ahora parece que va por Kylian Mbappe por otros 155 millones.
Como si Florentino Pérez no hubiese pagado casi 100 millones por Gareth Bale. Como si Barcelona no hubiese hecho lo mismo antes por Neymar o Manchester United, pagando 105 millones por Paul Pogba.
El problema, lo dijo claramente Jean-Michel Aulas, presidente de Olympique Lyon, es que a la locura del fútbol le resultará imposible competir contra la locura de un Estado rico en gas que paga lo que sea necesario porque usa al fútbol como una herramienta geopolítica. Habla, claro, de Qatar. El emirato patrón del PSG, dijo Aulas, “va a desequilibrar una economía (la del fútbol) que ya tenía problemas para organizarse”. Más claro fue aún el exjugador y actual presidente de Bayern Munich. Karl-Heinz Rummenigge afirmó que el fichaje de Neymar implica una inversión global de mil millones de euros y superará lo que invirtió el campeón alemán por el Allianz Arena, uno de los estadios más modernos del mundo. Rummenigge recordó que su club abogó años atrás, y volverá a hacerlo ahora, para que el fútbol pueda imponer topes salariales, como sucede en las grandes Ligas de Estados Unidos.
Los señores que echaban al Estado de cualquier pretensión reguladora, ahora, porque llegan tiburones más grandes que ellos, se asustan y piden ayuda. Saben que también está China. Mientras nadie interviene, eso sí, los clubes top buscan cómo acercarse a sus rivales top y gastan también fortunas.
Allí está Barcelona teniendo que pagar ahora no menos de 100 millones si quiere al francés Dembelé y otros 100 por el brasileño de Liverpool, Philipe Coutinho. ¿Cuánto valdría entonces Messi? Leo muestra como nunca su decisión de vivir una vida algo distante de los tiburones. Perderá algunos millones, lo sabe. Pero vive más tranquilo.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección