El arte del sabor con un toque de ciencia

En la carrera de Gerenciamiento Gastronómico los alumnos aprenden no sólo a cocinar, también se capacitan para administrar emprendimientos del sector.

Comparte esta noticia

La propuesta de crear un nueva oferta académica en Villa Regina se hizo realidad hace cuatro años cuando la Universidad Nacional del Comahue aprobó y puso en marcha la carrera de Licenciatura en Gerenciamiento Gastronómico, que en corto tiempo se transformó en la más convocante de las que se dictan en la Facultad de Ciencias de la Alimentación de esta ciudad.

Más del 60 por ciento del alumnado de esta facultad están cursando la carrera de Gerenciamiento Gastronómico; de características únicas dado que sus alumnos no sólo egresarán con conocimientos en la elaboración de alimentos, sino que además tendrán la capacitación necesaria para administrar emprendimientos gastronómicos tanto privados como públicos.

Además esta carrera se dicta de manera totalmente gratuita.

Este año 32 inscriptos en la sede de Regina comenzaron con los cursos de nivelación. No obstante aún el número de alumnos no está definido porque la inscripción cerrará en los últimos días de febrero y los interesados se pueden anotar en cualquiera de las sedes de la UNC.

“Aún no tenemos los números cerrados porque nos faltan los datos de los inscriptos para esta carrera en las otras sedes de la universidad”, apuntó Rubén Carrizo, decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación.

“En 2012 comenzó a dictarse esta carrera y estimamos que en los primeros meses de 2017 tendremos los primeros egresados como licenciados en Gerenciamiento Gastronómico. Cuando empezó a dictarse rápidamente captó la atención de mucha gente con alrededor de 150 inscriptos, interés que se mantuvo en los años siguientes con un promedio de 90 inscriptos por año”, indicó Carrizo.

Sobre los 350 alumnos que tiene esta facultad con su oferta académica, más de 200 cursan la carrera.

Destacó el decano que “esta es la única oferta que hay en una universidad pública, lo que nos permitió establecer contacto con varias instituciones; por ejemplo con gente del Ministerio de Turismo de Nación con propuestas de comenzar a trabajar en conjunto”.

La propuesta que se desarrolla en esta sede universitaria, rápidamente captó la atención en otras localidades tanto de Río Negro como de Neuquén, por lo que habitualmente son convocados a participar de muestras gastronómicas, como el Festival de Chef en Villa la Angostura, o Bariloche a la Carta.

Los alumnos de esta carrera tienen una variada participación en actividades donde muestran los conocimientos que van aprendiendo a lo largo del cursado. En 2016 alumnos de la carrera de Gerenciamiento Gastronómico participaron de “Bariloche a la Carta”, también intervinieron en la Fiesta Provincial de la Vendimia, en la Fiesta de la Italianidad, mientras que cerraron el año con participación en un simposio que se realizó en Neuquén y Cipolletti organizado por la UNC.

“Esta no es una escuela de cocina, acá se introduce a la gastronomía al mundo de la ciencia y al mundo académico; se excede el nivel del oficio para pasar a ser una profesión. Un egresado de esta carrera que se dicta en nuestra facultad puede ser becario del Conicet. Otra característica es que en la carrera dictan cátedras de patrimonio cultural, de perfil histórico, artístico, técnico, un perfil económico. Nuestros estudiantes cruzan por varios terrenos”.

Carrizo también señaló que cuando se comenzó con el dictado de la carrera, muchos de los inscriptos eran personas mayores de 30 años; después los alumnos que ingresaron son egresados de secundarios de la región y de otras partes del país.

Indicó finalmente que “la carrera tiene un perfil muy amplio, no solo es el cocinar, sino que también está la parte administrativa y humana que permite a nuestros futuros egresados poder administrar un comedor institucional, como de un sanatorio, hospital, geriátrico o escuela, o un emprendimiento privado”.

“Un egresado de esta carrera, que se dicta en nuestra facultad, puede ser becario del Conicet”,
comentó Rubén Carrizo, decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación.
Hace cuatro años, cuando arrancó el dictado de la carrera, muchos de los inscriptos eran personas mayores de treinta años.