Energía Renovables

El viento y los volcanes neuquinos guardan 1000 MW de energías limpias

Corresponden a los proyectos que posee la Agencia de Inversiones del Neuquén. Algunos ya están en proceso de licitación para su construcción pero otros aguardan estudios.

08 feb 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Prácticamente un Chocón se esconde en el viento y los volcanes neuquinos. O como le gusta decir al flamante presidente de la Agencia de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN), José Brillo: “Neuquén tiene 1.000 MW en energías renovables para ofrecerle al país”.

El organismo dependiente del Estado neuquino tiene una extensa cartera de proyectos, algunos en la etapa de licitación y otros aún a la espera de los fondos para realizar sus proyectos técnicos.

En diálogo con “Río Negro Energía” Brillo explicó que “en energía eólica tenemos siete proyectos listos para licitar por 700 MW; en energía geotérmica los dos proyectos de Copahue y Domuyo suman 130 MW, siendo Domuyo el más grande por 100 MW”.

Agregó que “también tenemos importantes proyectos en microcentrales hidroeléctricas que en total alcanzan los 100 MW”.

En una provincia marcada por los yacimientos hidrocarburíferos, la potencialidad de energías verdes también está a la orden del día y si bien los proyectos para el desarrollo de parques eólicos como son Los Pocitos y Añelo I lograron la semana pasada la autorización de la cartera de Energía de la Nación para, una vez realizados inyectar su generación al sistema interconectado nacional, no han tenido suerte en las rondas licitatorias del gobierno nacional, las RenovAr.

“Le he planteado al ministro de Energía (Juan José Aranguren) que es un desacierto licitar todos los proyectos del país juntos porque queda en evidencia que sólo se han adjudicado los desarrollos que están cerca de los puertos”, indicó Brillo. Y detalló que “el costo del transporte encarece los desarrollos que están más alejados de los puertos y por eso creo que por un lado sería oportuno hacer licitaciones por regiones, pero además también sería bueno trabajar en lo que son los impuestos que se les aplican para tratar de abaratar sus costos”.

El titular de ADI-NQN destacó que “todos los proyectos eólicos de la provincia tienen una ventaja que es que están en zonas productivas, como es la zona bajo riego del Limay, o cerca de Añelo y Rincón de los Sauces con la actividad hidrocarburífera por lo que son iniciativas que vienen a complementar la actividad productiva”.

La geotermia, la generación de energía a través del aprovechamiento del calor que producen los volcanes es otro de los grandes desafíos que la Agencia de Inversiones del Neuquén busca concretar.

Contrariamente a la imagen que tienen los neuquinos, el volcán Copahue tiene una capacidad de generación de 10 MW, ampliable en una segunda etapa a 30 MW, pero es el Domuyo el que puede triplicar esa generación.

En el Norte neuquino se ubica el único desarrollo que posee la agencia para energía solar. Se trata del plan El Alamito, un paraje emplazado a 40 kilómetros al norte de Chos Malal, que tiene una potencia proyectada de 3 MW.

La producción de esta energía cuenta con la certificación realizada por la compañía Renewable Solution Consulting y posee además estudios preliminares como son los de planimetría.

En la cartera hidráulica los proyectos multipropósito Los Guiones, Colo Michi Co y Butalón Norte contemplan además la construcción de sus propios embalses que van desde las 10 hectáreas en el primer caso, a 157 hectáreas en Butalón Norte y 295 en Colo Michi Co, generando un verdadero cambio en la zona.

En números
18 millones
de dólares es el costo que se proyectó para el proyecto multipropósito Nahueve de generación hidráulica.
725 MW
es la potencia estimada que suman los ocho parques eólicos proyectados.
“El costo del transporte encarece los proyectos eólicos alejados de los puertos. Sería bueno hacer licitaciones por regiones”,
propuso el presidente de la Agencia de Inversiones ADI-NQN, José Brillo.
Abren las ofertas para construir la microcentral Pedro Salvatori

Si bien estaba previsto que las ofertas para la construcción del proyecto multipropósito Nahueve se abrieran el mes pasado, el trámite se prorrogó hasta el 6 de marzo a raíz del cambio de autoridades y la venta de nada menos que 39 pliegos.

“Que se hayan vendido esa cantidad de pliegos es un claro indicador del alto interés que hay por este desarrollo”, aseguró el titular de ADI-NQN, José Brillo.

El proyecto, que fue preseleccionado para su financiamiento por el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, fue rebautizado el año pasado y lleva ahora el nombre del extitular de la Agencia de Inversiones del Neuquén y exgobernador, Pedro Salvatori.

La microcentral con capacidad para la generación de 4.500 kW, se proyectó en el paraje Los Carrizos, a unos 80 kilómetros de Chos Malal.

Se trata de un proyecto multipropósito dado que además de la generación eléctrica permitirá poner bajo riego unas 30 hectáreas destinadas a cultivos forrajeros.

“La microcentral no tendrá un embalse sino que se trata de una generación por un salto de 28 metros”, explicó Brillo y agregó que estamos trabajando ahora en reunirnos con los propietarios de las tierras que van a ser beneficiadas por el sistema de riego, que son unos diez propietarios”.

El crédito árabe por 15 millones de dólares se estructura por medio de un sistema en el cual el gobierno provincial debe aportar el 15% restante para totalizar los 18 millones de dólares que se proyectaron para su construcción.

El préstamo del Fondo de Abu Dhabi es de tipo flexible con 5 años de gracia.

Tres de los cuatro desarrollos hidráulicos prevén la creación de amplios embalses, lagos que modificarán el paisaje agreste del departamento Minas.
Corresponsalía Neuquén