Ahora un tribunal ratificó la preventiva al agresor de Lautaro

Confirmaron la medida por un período de seis meses a Newen Hernández Rodríguez (18). El joven agredido en una fiesta en Neuquén continúa en estado crítico y el último parte médico reflejó un cuadro de infección agravado.

13 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Tres jueces del tribunal de Impugnación resolvieron ratificar la prisión preventiva por seis meses de Newen Hernández Rodríguez (18) por considerar que existe un riesgo de fuga del muchacho y justificaron su decisión considerando que el joven actuó con desidia tras atacar y herir de gravedad a Lautaro Bettini Speranza (20). La víctima del ataque se encuentra en estado crítico y el último parte médico reflejó un cuadro de infección agravado.

Según se informó, Lautaro continúa internado en la terapia intensiva del hospital Castro Rendón y su recuperación médica se ve severamente perjudicada por el cuadro neumonía que el muchacho adquirió al estar conectado a los medios de respiración artificial. Los especialista del hospital trasmitieron a la familia que la neumonía se contrajo porque los pulmones no están trabajando correctamente por los respiradores y no expectoran la humedad que existe en su interior.

Te puede interesar Video: “En un acto muy cobarde le pegaron un piedrazo”

Las únicas noticias positivas que recibieron en las últimas horas los padres, Vanesa Speranza y Daniel Parada, fueron que el joven acusado de tentativa de homicidio por el ataque continuará detenido con prisión preventiva por seis meses.

La preventiva es la medida de coerción más drástica que plantea el código procesal de la provincia, para garantizar el normal desarrollo de la investigación y su posterior elevación a juicio, fue dispuesta por la jueza de garantías Mara Suste, el 4 de enero fue revisada y ratificada por mayoría por un tribunal de Revisión, y ayer fue ratificada nuevamente por los jueces de impugnación Mario Rodríguez Gómez, Daniel Varessio y Andrés Repetto.

El joven imputado permanece detenido con preventiva, porque la fiscalía a cargo de Sandra Ruixo planteo la existencia del riesgo de fuga porque al momento de allanar su domicilio en el barrio Gran Neuquén para proceder a su detención, el joven no se encontraba, pero la policía lo halló finalmente en el barrio Bouquet Roldán en la casa de un familiar de su novia. La querella que representa a la familia de Bettini, integrada por los abogados Ricardo Mendaña y Melina Pozzer, adhirieron a este planteo.

Te puede interesar El agresor de Lautaro pidió perdón: “Nunca quise fugarme”

En tanto la defensa particular de Hernández Rodríguez, a cargo de Gustavo Lucero, aseguró que el joven no estaba escondido y que todos sus círculos íntimos conocían su paradero. Por otro lado cuestionó que el joven no tenía obligación de entregarse porque la justicia no lo había notificado y que si bien el caso se había conocido a través de los medios de comunicación “la fiscalía debe convocar por citación o a través de la policía, no por los medios de prensa”.

Pese a los planteos de los jueces entendieron que el conocimiento del paradero del imputado solo lo tenían sus familiares y amigos, y que la justicia no estaba al tanto. En cuanto la “responsabilidad moral” del muchacho para entregarse, sostuvieron que el acusado “supo desde el primer instante cual era la situación y la gravedad del hecho, y era obvio que iba a ser buscado”, explicó el presidente del tribunal, Rodríguez Gómez.

Los jueces del tribunal de Impugnación hablaron de una “responsabilidad moral” del acusado para entregarse porque sabía que lo buscaban.
“Tiene una infección muy grave en los pulmones, que empeoró la situación. Los pulmones necesitan más oxígeno...”,
detalló la abogada querellante Melina Pozzer.
Neuquén

TAGS.

Últimas noticias de esta sección