La comida sana tiene mucha prensa pero poca oferta

Los restoranes y rotiserías de Neuquén no tienen menús especiales para personas que por gusto o enfermedad piden platos sin carne, harina, huevo o quesos. Pero no se quedan sin comer, como alternativa les proponen modificar los de la carta.

13 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

En la capital neuquina no hay muchas opciones para comer comida saludable. Sólo en algunas casas de comidas ofrecen platos para aquellas personas que padecen alguna enfermedad o simplemente les gusta y eligen comer sano.

Son pocas las ofertas habituales que presentan los bares o rotiserías, ya que no tienen platos que se destaquen por lo “sano”.

Son reducidas las casas que brindan opciones saludables. Algunos lugares en sus menús incluyen hamburguesas vegetarianas o sino modificación del plato según lo que el cliente pida.

Pero la carta se puede modificar. “Por ejemplo, si piden pechugas a la plancha, carne o alguna comida en especial la podemos hacer sin sal o sin condimentos. Si viene una persona celíaca y quiere un lomito, se lo podemos preparar de la forma en que lo pueda comer”, afirmó María Galeano, empleada del restaurante de Córdoba y Alberdi.

Comentó que siempre se puede adaptar la comida a la condición que traiga la persona.

Señaló que no tienen problema en hacerlo, siempre y cuando el comensal lo avise.

Agregó: “También tenemos una hamburguesa incluida en nuestra carta que se hace a base de vegetales. Es una opción saludable para todos y en especial para las personas que son vegetarianas”.

Las nuevas tendencias sobre comida natural, vegetariana o vegana ha motivado que algunos locales gastronómicos atiendan esta demanda.

“Ofrecemos un menú variado en nuestro almacén de comidas que en su mayoría incluyen verduras. Nosotros también servimos comidas al plato y salen sin sal, sin condimentos, sin aceites”, comentó Claudia Torres, cajera del restorán de Rivadavia y Córdoba.

Indicó que “el cliente que se lleva la ensalada puede elegir condimentarla a su gusto. También si la persona es celíaca o diabética hacemos las comidas que tenemos en la carta que son exclusivas para ellos”.

Otro local naturista que vende comida rápidas para llevar y considera su cocina como saludable se encuentra en la calle Buenos Aires y Alberdi.

Ofrecen productos que también pueden ser consumidos por personas con enfermedades y además venden alimentos para personas veganas.

“Las personas que vienen a comprar la comida son habitués y eso pasa porque además de comer sano se dan cuenta de que es rico. Siempre las verduras están como discriminadas, pero ahora cada vez hay gente que prefiere comer una ensalada antes que algo mas habitual como una hamburguesa”, aseguró la empleada Florencia Rivero.

“Todo lo que vendemos viene sin sal o sin condimentos. La persona es la que se los agrega si lo prefiere. Aunque también hay comidas que se pueden comer sin sal”, sostuvo.

En Neuquén rige una ordenanza orientada a limitar el alto consumo de sal. Es el condimento llamado “enemigo silencioso” para la salud de las personas.
Advertencias cuando
se come afuera de casa
Especificar al mozo cómo deseamos que la comida sea preparada. Exigir que nuestro plato sea elaborado sin sal extra.
Probar la comida antes de agregarle sal. Si notan que a la comida le hace falta algo de sabor pueden agregarle pimienta negra o jugo de limón fresco. Estos ingredientes van muy bien con pescados, pollo y vegetales.
Tener cuidado con las comidas que contengan la palabra “en escabeche”, “en salmuera”, barbacoa, caldo, salsa de soja. Estos preparados, por lo general, tienen un alto contenido de sodio.
Controlar el tamaño de las porciones porque, paralelamente, cuando se limita el consumo de calorías se limita también el de sodio.

“Hay que volver al criterio de la comida que se hace en casa”

Aunque la tendencia de la comida naturista o comida saludable esté vigente en muchas personas, los profesionales afirman que es una moda impuesta por la industria alimentaria.

“Esta industria se monta en este concepto de comida saludable para trabajar y vender productos que, entre comillas, son saludables. Es por eso que algunas personas prefieren comprar este tipo de productos, no son malos, pero tampoco entra en el concepto de comida saludable”, expresó Delia Nin, presidenta de la Asociación de Nutricionistas de Neuquén.

“Yo tomaría el concepto de ‘comida’ y le sacaría el ‘saludable’. Hay que volver al criterio de hacer la comida casera, la que preparaba la mamá en la casa, la que no influía en la industria alimentaria”, señaló.

Añadió al respecto: “Yo recomendaría hacer una porción más de lo que hacés en tu casa para la cena y al otro día lo llevás al lugar de trabajo y lo calentás. Y de paso llevarte una fruta y consumir esos alimentos”.

Hizo referencia a la normativa de las comidas elaboradas sin sal.

“Las comidas tendrían que ser elaboradas sin sal. Se podrían hacer con otros aromáticos: ají molido, orégano, laurel, ajo... pero sin el contenido sal”, opinó.

Neuquén
Últimas noticias de esta sección