Una condena inédita para el joven que chocó y mató en Bariloche

La pena impuesta a Matías Carabajal Rosciani, quien conducía alcoholizado y provocó la muerte de dos personas jóvenes, fue destacada por la fiscal Cendón.

Rechazó los cuestionamientos de algún sector de la sociedad y confió en que de ahora en adelante se acentúen los controles y las medidas de prevención.

03 dic 2017 - 22:18
Comparte esta noticia

La fiscal Betiana Cendón sostuvo que la sentencia a seis años de prisión, que se le impuso la semana pasada a Matías Carabajal Rosciani, representa un hito en los casos por homicidios culposos derivados de siniestros viales. “Se logró la pena máxima para un imputado de este tipo de delitos agravados”, sostuvo.

Cendón afirmó que “no existe en el país otra condena a seis años de prisión por un delito culposo” como la que impuso el tribunal a Carabajal por las muertes de Celeste Domínguez y Rodrigo Pereyra, que ocurrieron la madrugada del 9 de septiembre pasado, en la avenida Bustillo de esta ciudad.

La fiscal impulsó la investigación y sostuvo la acusación en el juicio contra Carabajal. Todo se resolvió en menos de tres meses de acuerdo con el principio de celeridad que impone el nuevo Código Procesal Penal.

Sin embargo, hubo voces en la ciudad que cuestionaron la pena impuesta al acusado. Cendón explicó que el artículo 84 bis del Código Penal, que incluyó una serie de agravantes para el conductor que causa la muerte de personas por manejar de manera imprudente y antirreglamentaria, establece una escala penal desde tres hasta seis años de prisión.

Con 1,36 gramos de alcohol

Según se probó en el juicio, el imputado circulaba en un Fiat Uno, sin licencia, sin seguro, con 1,36 gramos de alcohol por litro de sangre, y a exceso de velocidad invadió el carril contrario y chocó la moto donde circulaban los jóvenes, que habían salido del trabajo y regresaban a sus domicilios.

“No le pedí seis años por elección, es porque no tengo otra opción. Si hubiera podido, pido más pena”, aseguró la fiscal. “Entiendo el malestar de algunas personas, pero no hago las leyes, las aplico”, explicó.

“Si nosotros podemos sancionar con rapidez, de alguna manera se tiene que empezar a concientizar a las personas para que lo piensen antes de subirse al volante de un vehículo”, opinó.

De todos modos, consideró que ese cambio de conducta no es mágico, aunque a partir de la tragedia de Celeste y Rodrigo “logramos más cantidad de controles y creo que podemos como ciudad generar un ejemplo”. Sin embargo admitió que “es un tema que nos excede a nosotros porque la prevención no es lo nuestro”.

Y recordó que Carabajal pudo retirar a mediados de este año el Fiat Uno del playón municipal a pesar de que había sido sancionado por la justicia de Faltas por conducir alcoholizado y se le había retenido la licencia de conducir. Señaló que ni siquiera le pidieron el seguro del auto.

Por qué fue menor la condena a Mansilla
Cuando se le recordó el caso de Johnny Mansilla, condenado a finales de junio de 2008 a tres años de prisión condicional por las muertes de Laura Valeria González, Marina Fernanda Betancourt, Maria Esther Betancourt y Eduardo Efraín Mansilla Vargas, la fiscal Cendón explicó que en ese momento no estaban los agravantes definidos como ocurre desde el año pasado tras la reforma del Código Penal. Y valoró la sentencia que los jueces dictaron en forma oral contra Carabajal.
Mansilla fue el causante de la tragedia del 6 de septiembre de 2007. En ese momento, la escala penal era de entre 2 y 5 años de prisión. Pero la fiscalía y la defensa acordaron tres años en suspenso en un juicio abreviado, que homologó la jueza Silvia Baquero Lazcano.
Bariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección