“Hasta ahora, el gobierno de Macri no ha hecho nada para cambiar”

17 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El reconocido economista José Luis Espert visitará esta semana la ciudad de Neuquén para presentar su último libro “La Argentina Devorada”. En diálogo con Pulso, el especialista brindó detalles acerca de la obra literaria de su autoría, y de sus perspectivas sobre la economía nacional.

PREGUNTA- ¿Por qué “Argentina Devorada”?

RESPUESTA- El título surge a raíz de que luego de la segunda guerra mundial, Argentina es el único país con ciclos de des desarrollo. No hay otros casos en el mundo de países que ocupando el top ten en cuanto a PBI per cápita en la primera mitad del Siglo XX , hoy ocupen el puesto 50. Como si ello fuera poco, no hay países que ocupando el puesto 50, tengan 30% de pobreza desde hace 30 años. Dos elementos extra, son el crecimiento de la inseguridad y el narcotráfico.

P- ¿A qué atribuye el proceso de deterioro?

R- En nuestro país funciona un sistema muy aceitado, en el que existen “devoradores” y ”devorados”. Los devorados por acción u omisión, son cómplices de lo que hacen los devoradores con ellos. Pero los devoradores son los grandes responsables, y son tres: los empresarios prebendarios, los políticos corruptos y los sindicalistas mafiosos.

P- ¿Cómo funciona ese sistema?

R- En el caso de los empresarios prebendarios, la propuesta es “sustituyamos importaciones para lograr desarrollo industrial”. El resultado es una Argentina muy cara en dólares.

La clase política plantea un estado grande que genere derechos, que a la vez es deficitario. Los devorados, la gente de a pie, compra esa estupidez. El resultado es que luego hay que trabajar medio año para pagar impuestos, y las crisis fiscales son recurrentes.

El tercer verso, es que sin sindicatos no hay justicia social. Y en realidad con estos sindicatos tenemos costos laborales tan altos, que hay casi la misma cantidad de gente trabajando en blanco que trabajando en negro.

P- ¿Una estructura de salarios más bajos en dólares no generaría mayor exclusión?

R- Eso de ninguna manera es un fenómeno permanente, si se hicieran las cosas que hay que hacer. Abrir la economía al comercio, tener un estado pagable, costos laborales más bajos. Cualquier caída del salario real que pudiera haber inicialmente, es solo un ajuste. La experiencia internacional demuestra que si se hacen las cosas bien, el ajuste dura muy poco, y el rebote permite crecer de forma sostenida.

P- ¿Acuerda entonces con la reforma impositiva que se plantea para luego de las elecciones?

R- No puedo decirlo, porque no conozco la letra fina. Lo que es seguro, es que haciendo lo mismo de siempre, siempre nos va mal. Por eso me llama la atención que Argentina no haya cambiado. Comparado con los costos de no cambiar, los costos de cambiar son bajísimos.

P- ¿No considera un “cambio” la propuesta de Cambiemos?

R- Hay muchas cosas en las que estoy de acuerdo con el gobierno. Pero nada de lo bueno que se ha hecho hasta ahora asegura que Argentina está yendo por el buen camino. Desde el gobierno se sugiere una economía abierta al mundo, un estado pagable sin déficit y otro tipo de conglomerado laboral. Macri habla de estos tres vértices del triángulo vicioso, pero hasta ahora en ese sentido, no ha hecho nada.

P- ¿Es correcto establecer la baja de la inflación como el principal objetivo de política?

R- Atacar la inflación sólo con política monetaria es algo que no se sostiene en el tiempo. Mucho menos si se quiere llevar la inflación a menos de dos dígitos, como pretende el gobierno. La política fiscal debe acompañar. El déficit fiscal de Cambiemos es 7% este año, fue 7% el año pasado, y era 7% con Cristina. No se ha logrado bajar nada el déficit fiscal, y de esa forma es inviable el objetivo de bajar la inflación.

P- ¿Sólo ha cambiado entonces la forma de financiar el déficit?

R- En los últimos 70 años, sólo hubo superávit fiscal en los 4 años de Néstor Kirchner. A lo largo de la historia, Argentina se niega sistemáticamente a reducir el déficit fiscal. Así, la crisis previa determina la forma de financiar el déficit para el gobierno siguiente. En los años 70 tuvimos el “Rodrigazo” que ocurre por la emisión desmedida del Banco Central para financiar el déficit. Luego llega el periodo de Martínez de Oz, donde se toma deuda en grande y todo termina en una crisis de deuda. Estando en default, Argentina no podía tomar más deuda. ¿Qué hace Alfonsín? Comienza a emitir dinero, y llega la hiper del 89. ¿Qué hace Menem? Toma deuda, y llegamos al default 2001. ¿Qué sucede durante el kirchnerismo? Se emite dinero. ¿Qué hace hoy Macri? Toma deuda.

Agenda
José Luis Espert
La presentación del libro “La Argentina Devorada” tendrá lugar el próximo jueves 21 de septiembre a las 19, en la sala AMUC (Av. Argentina 1501 de Neuquén), con entrada libre y gratuita.
La conferencia que brindará José Luis Espert es auspiciada por Friedrich Naumann Foundation for Liberty, Fundación Progreso y Libertad, y Editorial Galerna.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.