Acordaron una tregua en Andacollo

Mientras discuten aspectos salariales y la reincorporación de un despedido, el gremio y la empresa acataron la conciliación obligatoria. Hay diferencias en torno al motivo que originó la desvinculación de un trabajador que era delegado.

20 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Los trabajadores de la mina de Andacollo y la empresa adjudicataria Trident Southern Explorations de Argentina acatarán una conciliación obligatoria mientras discuten aspectos salariales y la reincorporación de un trabajador despedido la semana pasada.

Las partes llegaron a esa instancia luego de que los obreros comenzaran con medidas de fuerza que paralizaron los trabajos en el yacimiento y tras una instancia de mediación en la Subsecretaría de Trabajo que fracasó.

“No pudimos hablar nada porque lo primero que pedimos para comenzar la charla fue que reincorporen al compañero despedido. Como ellos no quisieron, lo que solicitamos fue una conciliación obligatoria que la empresa aceptó. Trabajo tiene que poner la fecha y calculo que en diez días nos vamos a volver a juntar para resolver los puntos que veníamos tratando y el despido”, indicó Javier Montañez, delegado de Aoma.

El trabajador que fue desvinculado es Marcelo Reyes, quien se desempeñaba como delegado de la asamblea pero a quien la empresa no reconocía con fuero sindical.

El jueves pasado, el gerente Guillermo Salvatierra le envió un telegrama de despido argumentando “justa causa” por agresiones verbales e “intento de agresión física” hacia su persona y hacia otros empleados de la empresa. Montañez aseguró que esas acusaciones “son absolutamente falsas” y evaluó el despido como una represalia por las medidas de fuerza que venían realizando.

Los mineros reclaman a Trident que cumpla con lo acordado en la licitación, que fue la incorporación de todo el personal que pertenecía a Andacollo Gold con sus correspondientes categorías y antigüedad.

De los 148 trabajadores, la nueva empresa sólo tomó 72 porque indicó que el resto no tenía el apto de salud según los exámenes preocupacionales que se les realizaron. Estos fueron absorbidos por Cormine y los municipios de Huinganco y Andacollo, pero la minera no volvió a incorporar personal.

“Ahora se volvió a la normalidad por la conciliación obligatoria. Levantamos el paro, las medidas de fuerza y cada uno volvió a su puesto de trabajo a la espera de que Trabajo nos notifique”, dijo el delegado. Desde Cormine y el gobierno provincial indicaron ayer a este medio que no harán declaraciones sobre el tema, al entender que es “un conflicto entre la empresa y el gremio”.

La seccional Andacollo de ATEN anunció que el miércoles encabezará una jornada de protesta en la ciudad para pedir la reincorporación de Reyes.

De los 148 mineros que había en la explotación, la concesionaria Trident sólo ocupó a 72 luego de exámenes de salud. Al resto los absorbió Cormine y municipios.
Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección