Acuerdo con Nación para unificar las causas por hechos atribuidos a la RAM

07 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Los gobernadores de la región y representantes del gobierno nacional llegaron ayer a un acuerdo de estrategia común para encontrar una salida a la tensión alrededor de la toma de tierras por grupos mapuches. Tres puntos centrales: conformación de una mesa de diálogo para atender las viejas demandas indígenas (que aislará de hecho a los grupos más violentos); coordinación de las acciones de las policías provinciales y la fuerzas de seguridad nacional, y el impulso a la unificación de denuncias y causa s por hechos de violencia atribuidos o reivindicados por la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), para mejorar la respuesta judicial.

Convocados por el gobierno nacional, los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de Chubut, Mariano Arcioni, viajaron ayer a la Ciudad de Buenos Aires. Fueron recibidos en la Casa Rosada, durante hora y media, por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; el de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad, Patricia Bullrich. No hubo fotos del encuentro.

“Se abordará la cuestión desde dos posiciones muy bien diferenciadas. En caso de la RAM se van a coordinar las acciones de las policías provinciales y de las fuerzas nacionales. En la justicia se buscará unificar con la Nación todo lo que son las distintas causas que hay en las tres provincias y que se han autoadjudicado o reivindicado la RAM en sus hechos de violencia”, dijo a este diario Weretilneck a la salida del encuentro.

En rigor, el gobierno nacional pretendería que los casos sean investigados por la justicia federal cuando se trate de hechos de violencia contra el Estado.

El otro aspecto del acuerdo es la construcción de una mesa de diálogo, de la que participarían el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), los tres gobiernos provinciales y y el Ministerio de Justicia. La idea es acelerar la resolución de reclamos que las comunidades tengan con el Estado.

“Las temáticas de las comunidades requieren un abordaje múltiple, dinámico, abierto que involucre a sectores sociales y gobiernos. La herramienta es el diálogo para superar cualquier diferencia o conflicto de intereses”, dijo el neuquino Omar Gutiérrez ayer.

“Las reglas de convivencia en paz, con respeto a la diversidad cultural, social, de creencias, se rigen por leyes que deben ser cumplidas por todos. Si la Justicia detecta grupos –sean de comunidades originarias o no– que subvierten el orden constitucional, pues el peso de la Ley ha de caer sobre ellos”, concluyó el gobernador neuquino.

“La herramienta es el diálogo. Si la Justicia detecta qué grupos subvierten el orden constitucional, el peso de la ley ha de caer sobre ellos”.
Omar Gutiérrez,
gobernador de Neuquén
Buenos Aires

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.