El tramo entre Allen y la Isla Jordán lo terminarán en el 2019

Debido a un problema con los pagos de las certificaciones de obra, la empresa contratista se demorará más de lo pensado para entregar el proyecto en el tiempo que había sido estipulado.

13 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Un atraso en los pagos de Nación a la empresa contratista que ejecuta la construcción de la autopista de la Ruta 22, en el tramo 5 (Allen-Cipolletti), es uno de los motivos que dilataron los tiempos de obra. La construcción de un nuevo puente, no previsto en el proyecto original del trazado, también sumará otra demora.

La cadena de pagos de la autopista de la Ruta 22 se resintió en agosto de 2017 y a partir de ese momento disminuyó la actividad de obra. CPC Sapag, que tiene a cargo los trabajos, sintió el atraso en los pagos que deberían regularizarse a la brevedad.

La cuestión financiera no fue el único factor que provocó los contratiempos. Ahora se presentó una modificación de obra que impactará sustancialmente en el proyecto porque se agregará la construcción de un nuevo puente a la altura de la Isla Jordán, en Cipolletti.

La omisión del puente en el cruce de Isla Jordán, según el contrato de 2014, aparecía como una cuestión insólita porque esa vía de comunicación es importante para Cipolletti y la región, en lo que respecta a la conectividad. Por allí se accede el puente Julio Rodolfo Salto, inaugurado en el 2016 y que comunica con la margen sur del río Negro.

El puente que se construirá en el cruce con Isla Jordán será sobre elevado y amurallado, como los que ya se construyeron en Allen y Fernández Oro. El proceso de aprobación del puente, técnico y administrativo que tiene que ser avalado por Vialidad Nacional, podría llevar entre tres y cuatro meses. Llegando a Cervantes, en el kilómetro 18 del tramo 2, también se definió la construcción de otro puente que todavía no comenzó a ejecutarse.

Regularizan pagos

Con la regularización de los pagos, la contratista podría iniciar con la colocación de la carpeta asfáltica en los sectores en los que el terreno ya está preparado. “En diciembre hubo un DNU para regularizar los pagos de lo que se debía, pero llegó tarde y todo se demoró”, dijo la fuente consultada por “Río Negro”.

Tanto el tramo Allen-Isla Jordán como el comprendido entre las localidades de Godoy y Cervantes, a cargo de una UTE entre Vial Agro y Sapag, deberían quedar terminados en abril del 2019. Habilitar la circulación vehicular en los puentes sobre elevados que están en ejecución entre Allen y Fernández Oro es una cuestión urgente para la obra ya que las máquinas deben comenzar a trabajar en las colectoras.

La protección de los puentes tres puentes (ubicados entre Allen y Fernández Oro) con las barandas laterales en un tema que sumó otra complicación. Se pretende utilizar un sistema que posee tres ondas, mucho más reforzado, pero no está homologado en Argentina. Lo que está autorizado es la contención con hormigón, que es mucho más lenta en la ejecución y costosa.

A la altura del Puente 83, en Fernández Oro, aún quedan trabajos por realizar que recién podrán llevarse adelante cuando se corte el agua de riego.
Allen