La lista de obras del plan Castello se reduce por falta de financiamiento

El Ministerio del Interior autorizó una emisión de deuda por la mitad de lo que se esperaba. Falta la aprobación de Hacienda y el Banco Central.

Once legisladores de diversas fuerzas fijarán las prioridades. El gobierno entregará su lista y quiere apurar los trámites para licitar los trabajos.

17 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El oficialismo revisa el listado de obras del plan Castello frente a la reducción del financiamiento, con una inicial emisión de 300 millones de dólares. Los trámites del mecanismo y la resolución de la nueva nómina de construcciones se apuran después de dos informaciones auspiciosas: Nación aceptó políticamente el programa de endeudamiento y Jujuy logró una exitosa colocación de sus títulos en dólares.

El gobernador Alberto Weretilneck está focalizado en su Plan pero, aún, es cauto con los plazos. El ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri, no oculta optimismo en los tiempos, previendo el ingreso de recursos “para noviembre o diciembre”, y la puesta en “marcha de las obras para marzo”.

Todavía queda un largo camino en el proceso de la colocación de los bonos, que ya se sabe tendrá una baja de su monto total, pasando de 580 millones a “una primera operación” de 300 millones.

El último martes, el gobernador se reunió con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y logró un respaldo político al instrumento diseñado por Río Negro, asegurando esa autorización aunque restan otros dos avales técnicos nacionales (Hacienda y Banco Central).

En Nación se prefirió negar ese primer aval, pero el gobierno rionegrino efectivamente avanzó en la operatoria y, también, en la necesaria revisión del medio centenar de obras, pues no habrá recursos para todas, a partir del financiamiento.

La ley del plan Castello –N° 5201– prevé esa posibilidad en el artículo 7º. El segundo listado de construcciones será fijado por una Comisión de Priorización de Inversiones, que conformarán once legisladores: cinco del bloque de Juntos, cuatro del FpV, uno del Frente Progresista y otro de la UCR. Estos diputados serán Soraya Yauhar y Jorge Ocampos, mientras que el justicialismo y el oficialismo lo resolverán esta semana para confirmar su integración.

El FpV votó dividido, por lo que se estima que se integrarán quienes apoyaron: Alejandro Marinao, Ariel Rivero, Graciela Holtz, Javier Iud, Raúl Martínez y María Maldonado.

Weretilneck presentaría su lista de prioridades a la Comisión. En realidad, Valeri confeccionó una nómina y, recientemente, tuvo la reprobación de su bloque ya que esa determinación –según la ley– ya está asignada y pertenece a aquella comisión legislativa.

La lista de Valeri presenta exclusiones lógicas y otras propias, que tendrán sus debates.

Por caso, los gasoductos de San Antonio-Las Grutas, y Catriel –que suman 6 millones de dólares– figuran en las inversiones anunciadas por Camuzzi, por lo cual, obviamente, quedarán afuera del plan Castello.

Otros proyectos ejecutivos aún no fueron finalizados, pero Valeri anunció que “están”. Alude, tal vez, a los incluidos en su nómina.

Para el gobierno, la reducción de la emisión, a casi la mitad, tiene una exclusiva explicación en la estrategia de mercado. Aún así, hay temores externos en la concreción de la otra parte, entonces las exclusiones serán fuertemente resistidas. Un argumento oficial radicará en la disponibilidad de los proyectos. Por ejemplo, referentes de la Línea Sur afirman que el Gasoducto ya tiene el suyo, pero su efectiva presentación para la licitación está a cargo de Camuzzi, con sus tiempos.

Durante estos días, Valeri afirmó que “el endeudamiento ya está autorizado”, estimando que el financiamiento estaría ingresando entre “noviembre y diciembre”. Aseguró que “los proyectos ejecutivos están listos, con procesos licitatorios que hemos acelerado” y “poder estar en obra –aproximadamente– en marzo” en las construcciones “viales, planes directores de saneamiento e infraestructura eléctrica”.

“Los proyectos ejecutivos están listos, con procesos licitatorios que hemos acelerado para poder estar en obra en marzo”.
Carlos Valeri, ministro de Obras Públicas.
Primera parte
300
millones de dólares será la primera emisión de deuda que hará el gobierno para las obras del plan Castello.
El espejo de Jujuy

Quedan trámites técnicos, pero Interior avaló el endeudamiento –emisión de bonos en dólares– para que Río Negro avance en su Plan Castello. Esa marcha se selló en el encuentro del gobernador Alberto Weretilneck y el ministro Rogelio Frigerio, con otros planes políticos de exploración que acordaron los interlocutores.

El instrumento –inicialmente– fue acotado a los 300 millones, lo suficiente para que el gobernador retome su despliegue de construcciones. Nación prefiere negar el aval, apareciendo alejado –por ahora– al oficialismo rionegrino frente al proceso electoral y los reclamos de su dirigencia en Río Negro.

Además, Weretilneck se entusiasmó con el resultado de la reciente colocación de Jujuy de sus bonos. Desde la Bolsa de Nueva York, el mandatario jujeño, Gerardo Morales, anunció una “exitosa” operación por 210 millones de dólares, a cinco años y una tasa del 8,6%. La referencia financiera más importante para Río Negro fue la oferta registrada, pues los inversores acumularon pedidos por 774 millones de dólares.

En abril último, Córdoba colocó 150 millones, a 10 años, con una tasa del 6,8% y, en junio, negoció otros 450 millones, a igual plazo, a 7,1%. Hace cinco meses, Neuquén formalizó una operación por 366 millones, a siete años, y un interés de 7,5%. Según su ley, la operación de Río Negro deberá tener un plazo de 6 a 12 años.

Viedma

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.