Nación declaró la emergencia agropecuaria por incendios

La medida permite, entre otros puntos, postergar el pago de impuestos a unos 2.400 productores de los departamentos

Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina.

15 feb 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El Ministerio de Agroindustria de la Nación declaró por un plazo de seis meses el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para cuatro departamentos de Río Negro afectados por incendios.

De esta manera se intenta alivianar, en parte, la compleja situación que atraviesan los ganaderos de la provincia que carecen de pasto en los campos y tuvieron que mal vender sus animales, cuando éstos no murieron por inanición.

De acuerdo con lo establecido en la resolución 10-E/2017 publicada ayer en el Boletín Oficial, debido a los incendios se declaró el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a las explotaciones ligadas a la actividad afectadas de los departamentos Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina, por el término de seis meses contados a partir del 28 de diciembre de 2016.

En estos cuatro distritos beneficiados existen unos 2.400 productores que suman alrededor de 450.000 cabezas de vacunos, representando esta cifra el 80% del total del stock bovino de la provincia.

La declaración determina por otro lado que el 27 de junio de 2017 es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones afectadas y, para poder acogerse a los beneficios de la ley 26509 (ver punteado adjunto con detalles), los productores incluidos deberán presentar un certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos.

El gobierno rionegrino remitirá a la Secretaría Técnica Ejecutiva de la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios el listado de los productores afectados, acompañando copia del certificado de emergencia emitido por autoridad competente provincial; y las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas, así como la AFIP, arbitrarán los medios necesarios para que gocen de los beneficios previstos, dispuso la resolución firmada por el ministro Ricardo Buryaile.

Las autoridades rionegrinas pueden también otorgar estos beneficios impositivos sobre los tributos subnacionales, como es el caso del impuesto Inmobiliario e Ingresos Brutos.

Cabe recordar que la ley contempla sólo prorrogas de vencimientos de impuestos pero no la exención. Esta medida también activa un fondo nacional que está destinado específicamente para estos casos con ayuda a los productores afectados, ya sea a través de líneas de créditos especiales o subsidios directos.

La declaración del estado de emergencia y/o desastre agropecuario incluye, aparte de Río Negro, a los distritos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Salta identificados por el Ministerio de Agroindustria de la Nación como en estado de emergencia agropecuaria, según se enumeró en el Boletín Oficial.

Datos clave
80%
del stock ganadero bovino de la provincia se concentra en estos cuatro departamentos, que fueron beneficiados.
26509
es la ley que permite el diferimiento del pago de tributos y la suspensión de ejecuciones fiscales.
Los beneficios
por la emergencia
La AFIP contempla el diferimiento de vencimientos de pago de las declaraciones juradas y/o anticipos del impuesto a las Ganancias, sobre los bienes personales, a la ganancia mínima presunta y promoción cooperativa hasta el fin del ciclo productivo siguiente.
Se suspende el inicio de ejecuciones fiscales hasta el próximo ciclo productivo.
Los monotributistas alcanzados por la emergencia, cuando acumulen ingresos por ventas que correspondan a dos ciclos productivos anuales o liquidaran stocks de producción por razones excepcionales, podrán solicitar la aplicación de métodos de promediación de ingresos a los fines de una categorización que se ajuste a la real dimensión de su explotación.
Los monotributistas también se verán beneficiados en la reducción del 50% o 75% del impuesto integrado (componente impositivo) de las obligaciones mensuales cuyos vencimientos operen durante el período de vigencia del estado de emergencia.
La provincia puede adherir al pago con diferimientos de impuestos subnacionales como es el caso del Inmobiliario e Ingresos Brutos.
Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.