De punta a punta: comida, criadero y chorizos

La cría de cerdos y elaboración de sus derivados busca generar empleo y calidad productiva. En medio, unos 20 productores agrícolas generan el alimento y otros realizan la tarea de faena.

20 jun 2017 - 09:32
Comparte esta noticia

De un lado de la ciudad ya funciona el frigorífico de cerdos, del otro, en Colonia Ovejero, toma forma la granja criadero para abastecerlo y esperan inaugurarla antes de fin de año. En el medio de estos puntos se encuentran por ahora unos 20 productores agrícolas que les generarán el alimento y otros que trabajan con porcinos y van a entrar en la faena de animales.

Se trata de un círculo integrado con el que se busca generar empleo genuino y calidad productiva, ya que el plan incluye la generación de genética porcina. A través de la inseminación artificial y luego con la transferencia embrionaria, se apunta a obtener madres porcinas de excelente calidad. El proyecto se orienta a brindárselas a otros productores de Río Negro y del sur patagónico.

El gobierno provincial ya dio su aval con el aporte de 9.000.000 de pesos, expresaron fuentes del municipio.

Para hacer más gráfica la idea de la granja porcina, la imagen podría descomprimirse también de este modo: de un lado los campos con alfalfa y el maíz que generarán los alimentos para ser procesados en la planta de balanceados, que se levanta junto al criadero. En el medio están los cerdos. Y en la otra punta y ya terminados, los jamones y chorizos a la espera de los clientes.

Así puede describirse el plan agrícola ganadero. Con él buscan convertir a la localidad en un polo productivo de la provincia.

Los primeros resultados de estas acciones están a la vista con la marca Porcatriel. Unas 22 carnicerías de la ciudad saben de ello. Son las que suscribieron convenios para comercializar los distintos cortes y chacinados del frigorífico de cerdos.

Los cortes, que incluyen carré de cerdo, bondiola, costilla, chorizos, marucha, morcilla y matambre, son puestos a la venta de manera excepcional para todo público y a precios económicos.

Una vez que la producción, mayor volumen y su continuidad esté garantizada con el funcionamiento del criadero, la comercialización buscará expandirse hacia las ciudades del Alto Valle de Río Negro y localidades vecinas de La Pampa.

La idea, según expresó el intendente Carlos Johnston, es tener en la granja unas 150 madres en producción en una primera etapa. Para luego llegar a las 300. “Estamos hablando de no menos de 20 capones por madre y por año. Con estos números y en el tramo de 5 ó 6 años, Río Negro puede llegar a exportar y ser líder en la Patagonia con estos productos”, explicó.

Este diario visitó la zona donde se levanta la granja que constará de siete naves para producir los cerdos y una planta peletizadora de alimentos. (Ver recuadro)

La granja no sólo apunta a los cerdos, ya que los balanceados permitirán alimentar también a vacas, ovejas y chivas.

Unos 20 productores pequeños y medianos ya se sumaron al plan agrícola y sembraron unas 600 hectáreas: 250 destinadas a la producción de alfalfa y 350 al maíz.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección