Declaran emergencia hídrica, ambiental y agropecuaria

El gobernador neuquino Omar Gutiérrez la dictó por 12 meses y está basada en la “carencia extraordinaria de lluvias y nevadas en todo el territorio provincial”, lo que además aumenta los riesgos de incendios forestales.

06 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

En los balnearios neuquinos las costas son cada vez más amplias y los caudales de los ríos más pobres. En los campos los animales no encuentran donde pastar y cuesta llenar los canales de riego.

Por eso, el gobernador Omar Gutiérrez declaró la emergencia hídrica, ambiental y agropecuaria provincial por sequía, por un plazo de 12 meses, con la firma del Decreto 1689/16.

En los considerandos el texto explica que la emergencia se debe a la “carencia extraordinaria de lluvias y nevadas en todo el territorio provincial”, y se basa en los pronósticos de la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) y el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco).

Según los informes, la sequía “aumenta la probabilidad de incendios forestales y de pastizales naturales, por lo cual es necesario adoptar las medidas necesarias para el desmalezamiento, apertura de cortafuegos y adquirir los elementos necesarios a fin de contar con los equipamientos requeridos, en tiempo y forma”, y agrega que si se mantienen las condiciones actuales “se verán afectadas las tomas de captación de agua ubicadas sobre distintos cursos”.

Ante esto, el Decreto instruye que se deberá constituir un Comité de Emergencia que coordine las acciones entre organismos del gobierno provincial. Los integrantes se elegirán en los ministerios de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales; de Seguridad, Trabajo y Ambiente; de Producción y Turismo; y de Ciudadanía.

Los ministros deberán desarrollar acciones urgentes para afrontar la emergencia. Serán los encargados de realizar las contrataciones para adquirir bienes, contratar servicios y hacer obras hasta los montos límites previstos en la normativa.

Según la AIC se realizó una estimación de los caudales salientes de los embalses que se mantendrían hasta fines de abril de 2017.

Ese mes, se produce la transición entre los períodos hidrológicos porque la cuenca llega a su menor contenido de humedad y comienza un nuevo ciclo de precipitaciones en cordillera.

A su vez, en abril, se produce el cierre de los sistemas de riego y se reducen los requerimientos de agua.

En este sentido, el pasado ciclo hidrológico abril de 2015-marzo de 2016 se mantuvo con un déficit en las precipitaciones en las cuencas de los ríos Limay y Neuquén, y en el ciclo actual “las lluvias y las nevadas alcanzaron niveles medios; en el mes de mayo y prácticamente todo junio las precipitaciones fueron débiles y escasas en las tres cuencas Alto Limay, Collón Cura y Neuquén”.

En números
50 %
La acumulación de nieve en la cuenca del Neuquén no alcanzó ese promedio, lo cual empeoró la situación.
1
año durará la emergencia hídrica, ambiental y agropecuaria, de acuerdo al decreto firmado ayer.
Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección