Rodrigo pasó al menos dos noches en El Bolsón y creen que sigue allí

La pesquisa por el joven desaparecido en Las Grutas hace casi un año llevó hasta la localidad cordillerana rionegrina, donde varios testimonios lo ubican.

El esfuerzo denodado de la familia imprimió nuevo impulso a la búsqueda y hoy se sumarían a la investigación quince efectivos de Bariloche.

25 jun 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

“Quiero verlo y darle un abrazo. No sé cómo estará, o si me reconocerá, porque debería haber comenzado un tratamiento psicológico y psiquiátrico antes de desaparecer de Las Grutas, y todos dicen que está desorientado y confundido. Pero estamos cerca de encontrarlo. Hay muchos indicios. Y sólo espero que aparezca para decirle todo lo que lo quiero”.

Así, entre angustiada y esperanzada, Celia Araya, la mamá de Rodrigo Hredil, el joven de 23 años que hace casi un año desapareció del conocido balneario, le confirmó a “Río Negro” que durante el último fin de semana largo su hijo fue visto en esta localidad cordillerana, y es posible que siga aquí. De hecho, tras confirmar la veracidad de tres testimonios claves, la policía hoy ampliará aún más su búsqueda por la zona, centrando la pesquisa en los camping.

El último dato es de este martes 21, y fue aportado por la dueña de un quiosco del barrio Luján. Allí un muchacho muy parecido a Hredil compró un encendedor. Se hallaba con una pareja, ambos rubios y con vestimenta estilo hippie, de características similares a la que habían mencionado algunos testigos de la localidad neuquina de Cutral Co, en la que había estado tiempo atrás.

Antes de efectuar esa compra, habría sido visto cerca de un conocido supermercado, en las inmediaciones de la ruta nacional 40, haciendo dedo hacia el sur. Por eso, la policía piensa que desistió de viajar, y todavía podría estar en El Bolsón.

Otro dato que fue corroborado es el de una enfermera, que aseguró que el muchacho pernoctó dos noches en el hospital, durante la madrugada del 19 de junio y durante el día 20. Esa testigo le manifestó a este diario que “lavó las mantas” del chico, y que lo reconoció ayer en las fotos aportadas por las autoridades, aunque personalmente lucía muy desmejorado. Recordó que el día en que llegó lo dejaron dormir en el edificio porque estaba en situación de calle, y que le pareció extraño que tras la última noche que pasó allí, dejara las frazadas que llevaba consigo para abrigarse, y habían sido lavadas por ella.

Se confirmó también que en dos de las tres oportunidades en las que fue visto se movilizaba solo. Lo vieron más delgado, con el pelo crecido y un aspecto un tanto desaliñado. Tiene brackets en sus dientes y se muestra desorientado pero receptivo, porque sigue aquejado por la crisis mental que atravesaba cuando dejó su casa. Debido a esto, es importante que los que crean reconocerlo se comuniquen con la comisaría más cercana, y permanezcan hablando con él mientras las autoridades llegan, para que finalmente su familia pueda hallarlo.

“Desde el área de seguridad de la Provincia se comprometieron a fortalecer su búsqueda. Nos aseguraron que 15 efectivos se sumarán al operativo. Algunos llegarán de Bariloche” expresó ayer a la tarde su mamá. Este dato fue confirmado por el titular de la Comisaría 12ª, el subcomisario Miguel Ángel Relmo, que mencionó el arribo de “la Brigada de Toxicomanía, procedente de San Carlos de Bariloche, para abocarse de lleno a la investigación”.

“Estamos cerca de encontrarlo. Hay muchos indicios. Y sólo espero que aparezca para decirle todo lo que lo quiero”.
Celia Araya, la madre de Rodrigo, en su diálogo con “Río Negro”.
La incansable
búsqueda de una madre
Celia Araya se encuentra junto a su esposo, familiares y amigos en esta ciudad, abocada a la búsqueda. El fin de semana la pareja se trasladó desde Las Grutas a Cutral Co, en Neuquén, y desde entonces muchos se les sumaron y se mantienen viajando por las distintas localidades a las que los llevan las pistas. En los últimos días, estuvieron en Bariloche y luego se trasladaron aquí. Ayer, los indicios se sucedieron, y renació la esperanza de dar pronto con él. “Armamos una especie de brigada familiar. Siento que estamos cada vez más cerca de hallarlo. Por eso es importante el compromiso que recibimos de la Provincia de intensificar la búsqueda, y que la gente difunda su imagen y colabore” agregó Celia.
Cabe recordar que Rodrigo desapareció el 31 de julio de 2015.
El Bolsón

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.