Así buscan en las escuelas prevenir la obesidad infantil

Exigen desde el Estado nacional que se garantice la opción de alimentos libres de gluten y regule las ventas en los kioscos en las escuelas.



Ofrecer comidas estructuradas en desayuno, almuerzo y merienda con la “adecuación nutricional correspondiente por grupo etario”, darles a los chicos agua segura como única bebida, garantizar la opción de alimentos libres de gluten y regular las ventas en los kioscos en las escuelas son algunas de las recomendaciones de la “Guía de entornos escolares saludables”, que se presentó esta semana.


La guía, que establece una serie de recomendaciones y criterios sobre alimentación, busca prevenir la obesidad infantil y fue elaborada por los ministerios de Salud y Desarrollo Social y Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología.


Entre sus sugerencias incluye incorporar alimentos tradicionales por región, “respetando la diversidad cultural y los recursos locales”, así como fomentar la realización de huertas escolares y evitar la ingesta de frituras.
Los comedores escolares deben “incluir frutas como postre” en sus menúes y garantizar que se brinde “de manera exclusiva” una oferta de alimentos y bebidas saludables “que incluya productos de buena calidad nutricional, priorizando aquellos naturales o mínimamente procesados”.


Con respecto a la venta en kioscos dentro de las escuelas, la guía sugiere “prohibir las bebidas azucaradas, las golosinas y snacks”, y “capacitar a los encargados de la concesión en alimentación saludable, etiquetado nutricional e higiene y manipulación de alimentos”.


Los comedores deben, además, “informar periódicamente” la programación de sus menúes a las familias “para que puedan completar la ingesta diaria recomendada de niños y adolescentes”, evitar el agregado de sal a las comidas y no colocar el salero ni sobres de sal sobre las mesas.


También se debe garantizar que el tiempo destinado a las comidas escolares “tenga una duración mínima de 20 minutos para desayunos y meriendas y 30 minutos para almuerzos”.


“Muchos niños y adolescentes crecen en entornos obesogénicos, lo que favorece el sobrepeso. La institución educativa es un escenario privilegiado para promover la salud y el desarrollo de una alimentación y estilos de vida saludables, dado que desempeña una importante función en la vida de los chicos”, señaló la Secretaría de Salud.

Podés bajarte en PDF la “Guía de entornos escolares saludables”


Comentarios


Así buscan en las escuelas prevenir la obesidad infantil