A las almas argentinas

La carta destacada

Nuestra historia es un muestrario de vanidades. Ahora estamos entrando en otra crisis, la número... Es humano, demasiado humano.

Les propongo un cambio de perspectiva, que cambien el observador que están siendo, que revisen su forma de “estar siendo” en el mundo. Abran nuevas puertas y descubrireis acciones efectivas.

¿Que hay más allá del país y del mundo? ¿Qué hay más allá de la vida y la muerte? ¿Que hallais en lo más profundo de vuestro ser? ¿Podemos mejorar sin una sabiduría que abarque pero trascienda lo meramente humano y circunstancial?

¿Quién nos la puede proporcionar? Bien. El principio de la sabiduría está en el temor de Dios. En el recogimiento y la oración.

Estamos con la cabeza metida en un balde de basura. Levantémosla y miremos las estrellas para contemplar la majestuosidad de la Creación. Comulguemos con el ser superior, el Padre. Entreguemos a Él nuestras preocupaciones. El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡Levántate y anda!

Alberto Félix Suertegaray

DNI 14.169.481


Comentarios


A las almas argentinas