A los políticos que nos gobiernan



Con Macri a la cabeza, tienen en sus manos los destinos del país donde vivimos –no todos de acuerdo–; toman medidas increíbles, por ejemplo el manejo que se le está dando al proyecto de Vaca Muerta, mostrándolo como bandera de la futura explotación gasífera-petrolera, con que contaría el gobierno para solucionar los múltiples problemas económicos... ¿Y los problemas de salud de la población en el futuro inmediato si se comienza a explotar con el sistema fracking? Vemos y escuchamos por TV que vamos a ponernos de rodillas ante EE. UU. para que “nos compren Vaca Muerta”, mientras que por todos los medios salen las noticias de que en EE. UU. está prohibida la explotación por el sistema fracking. Aquí le decimos “no convencional” al que allí llaman sistema “asesino” (al fracking). Viendo el entusiasmo suicida de nuestros gobernantes por poner en marcha Vaca Muerta
–a como dé lugar–, ¿por qué no lo hacen por licitación internacional, como correspondería, por ejemplo Venezuela, donde el gobierno recibe en su país a los interesados en el petróleo o el gas?

Además la gente del petróleo, por ejemplo Petrobras, ahora en poder del inglés Lewis, tiene a casi todos sus dirigentes presos por coimeros internacionales. Odebrecht, otra empresa brasileña que tiene negocios aquí con el grupo Macri, tiene a su propietario preso, con 17 años de condena, por coimero.

Teniendo aquí funcionarios que se fueron y los que están que no son santos de nuestra devoción, podemos estar corriendo el riesgo de que alguna mano negra se haga cargo de Vaca Muerta, y con un contrato tal vez como los firmados en Río Negro a fines del 2014 “de apuro” por la Legislatura nos encontremos en cualquier momento con la novedad de que están usando fracking, contaminando nuestros ríos Neuquén, Limay y Negro.

El peligro de que Vaca Muerta se explote con el sistema “asesino”, porque nuestros funcionarios miran para otro lado, es latente. Si bien los ambientalistas cuentan con la ordenanza de Junín de los Andes, que en el departamento Huiliches prohíbe explotar bajo el sistema fracking, bueno sería que Río Negro y Neuquén adhieran a dicha ordenanza, por el futuro de la salud en ambas provincias, más allá de los residuos cloacales que los municipios irresponsablemente arrojen a nuestros ríos, que esos sí podrían tener solución en el corto plazo.

El fracking asesino nos dejará sin agua potable para siempre y algunos podrán gozar de prebendas en dólares. Nuestros legisladores debieran intervenir rápidamente para evitar males mayores, que también pagaremos todos en caso de entregarse Vaca Muerta con sistema fracking incluido.

Juan Carlos Malgesini

DNI 4.673.429

Juan Carlos Malgesini

DNI 4.673.429


Comentarios


A los políticos que nos gobiernan