Abucheos para Zapatero en el desfile de la fiesta nacional

"¡Renuncia!", "¡fuera!", le gritaron. Cae su popularidad

MADRID.- El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuya popularidad está afectada por la crisis económica, fue recibido ayer por un abucheo, durante el desfile de la fiesta nacional en Madrid.

Cuando Zapatero llegó para asistir al desfile militar en Madrid, acompañado por el rey y su familia, así como las principales autoridades del Estado, se escucharon gritos de «¡renuncia!» y «¡fuera!».

Zapatero es abucheado regularmente con motivo de la fiesta nacional, celebrada este año mientras España está sumida en la recesión, el desempleo se ha disparado y la posición de los socialistas, en el poder desde 2004, se ha debilitado.

De acuerdo con una encuesta publicada ayer por el diario Público (progubernamental), los conservadores del Partido Popular (PP) encabezan las intenciones de voto, con 43%, contra 38% para los socialistas (encuesta realizada del 16 de septiembre al 7 de octubre entre 3.202 personas).

Unos 4.200 militares desfilaron en la capital, pero no siguieron el recorrido tradicional. La Plaza Colón, donde habitualmente se realiza el desfile, se ha visto transformada en una gigantesca obra en construcción, así como buena parte del centro de la ciudad, en el marco del plan de reactivación de la actividad económica.

El desfile fue llevado a cabo más al norte, a poca distancia del estadio del Real Madrid, el Santiago Bernabeu.

Fue presidido por el rey Juan Carlos y además de soldados de todas las fuerzas, hubo más de 200 vehículos y casi 60 aviones.

En esta edición del desfile se conmemoró además el vigésimo aniversario de la primera misión de paz internacional de las fuerzas españolas.

El 12 de octubre, aniversario del descubrimiento de América por Cristóbal Colón, en 1492, es el «Día de la Hispanidad».

El desfile del lunes tuvo lugar pocos días después del deceso de un militar español en Afganistán, muerto cuando su vehículo explotó sobre una mina.

Los opositores a la presencia española en Afganistán en el marco de la fuerza de la OTAN (ISAF) exigieron inmediatamente la retirada de las tropas.

«El mundo no puede permitirse que Afganistán vuelva a manos de los talibanes», declaró la ministra de Defensa, Carme Chacón, en una entrevista publicada por el diario conservador ABC.

Sin embargo, Chacón precisó el lunes al canal de televisión público TVE que «La solución (al conflicto de) Afganistán no puede ser sólo militar, debe ser política». (DPA)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios