Actúen y rechacen este peligroso proyecto

“La victoria no da derechos” argumentaba el ministro de Relaciones Exteriores argentino Mariano Varela Cané para frenar el intento de despojar de parte de su territorio a Paraguay derrotado por los ejércitos de la Triple Alianza.

Ese concepto -tan humanitario, como idealista- esgrimido por el canciller de Sarmiento, más allá de las circunstancias históricas, no parece ser compartido o al menos tenido en cuenta por el gobierno de los Fernández para quienes ganar una elección no es gobernar ajustándose a los límites fijados por la Constitución sino también un aval para modificar según sus deseos y llevarse por delante organismos estatales que ocasionalmente puedan molestarles, cumpliendo aquello de “ir por todo”, como lo demuestran en el caso del Ministerio Público Fiscal.

Este organismo, fruto del Pacto de Olivo, fue creado por la Reforma de 1994 que lo consideró un “órgano extra poder”, independiente y autónomo con la función de promover la actuación de la Justicia en defensa de la legalidad y de los intereses de la sociedad (120 C.N.). La ley 24946 estableció que para la designación y remoción del Procurador a propuesta del Presidente se requerían los 2/3 de los votos del Senado, requisito que fue ratificado por la Ley 27.148, es decir una mayoría especial que significaba una fuerte legitimación política para el funcionario elegido de cara a la sociedad. Esa mayoría especial, con la arbitraria modificación aprobada por el Senado el año pasado, queda reducida a simple mayoría lo que significa una muy factible dependencia del partido gobernante, cualquiera sea su signo.

Teniendo en cuenta la especial significación que la figura del Procurador y los fiscales tienen en el sistema acusatorio, estas modificaciones, inconsultas y sin más fundamentos que los deseos o necesidades del oficialismo, ponen en riesgo su imprescindible independencia con el consiguiente peligro de las garantías para todos los ciudadanos, por lo que esperemos que al tratarse en Diputados los representantes de Río Negro y Neuquén actúen responsablemente y rechacen este peligroso proyecto del oficialismo.

Carlos Segovia

DNI 7.304.065

CIPOLLETTI


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios