Las aplicaciones ofrecen más alojamientos que los hoteles en Neuquén

Una de las plataformas ofrece cuatro mil lugares de alquiler temporario en Neuquén y Río Negro, a bajo costo y con todos los servicios. Hoteleros se quejan y dicen que es competencia desleal.



1/3
A Neuquén y Río Negro llegaron turistas de Estados Unidos, Francia, Chile, Brasil y Uruguay, con reservas en Airbnb. (Foto: Oscar Livera)

A Neuquén y Río Negro llegaron turistas de Estados Unidos, Francia, Chile, Brasil y Uruguay, con reservas en Airbnb. (Foto: Oscar Livera)

2/3
Los usuarios pueden chequear online la reputación del anfitrión. (Foto: Oscar Livera)

Los usuarios pueden chequear online la reputación del anfitrión. (Foto: Oscar Livera)

3/3
Con cinco clicks ya queda reservado el departamento o habitación elegida.  (Foto: Oscar Livera)

Con cinco clicks ya queda reservado el departamento o habitación elegida. (Foto: Oscar Livera)

Las plataformas digitales a través de las cuales se puede acceder a casi cualquier cosa desde un sillón y en pantuflas vienen marcando el ritmo del mercado de servicios a nivel mundial. Y las provincias de Neuquén y Río Negro no se queda afuera, sobre todo en el rubro Turismo.

Desde la aparición en 2007 de la plataforma Airbnb en la que se ofrecen alquileres de casas, departamentos o habitaciones privadas o compartidas, en ambas provincias se sumaron un poco más de 4.000 espacios ofrecidos para el alojamiento de los turistas. Representan el 7,5% de los 42.700 sitios “listados” en todo el territorio argentino.

Neuquén capital tiene una oferta de casi 300 alojamientos ofrecidos y en Cipolletti las opciones son casi 150.

En ambas ciudades la cantidad de ofrecimientos duplica cómodamente la cantidad de alojamientos formales.Los precios de esta plataforma son desde un 50% más baratos que en el mercado formal.

Estos factores que son una gran ventaja para viajeros y propietarios de viviendas para el turismo tienen su contracara del otro lado de la vereda. Hoteleros y comerciantes cuestionan estas plataformas porque son lo que ellos llaman competencia desleal. “Nadie los controla, no pagan impuestos, no generan puestos de trabajo genuinos. Todo esto hace que puedan promocionar alojamientos más baratos”, son los principales puntos que desde el mercado formal resaltan como desfavorables. (Ver aparte)

“Estas plataformas no tributan porque dicen ser herramientas tecnológicas cuyo motor es la intermediación. Dicen que no son comerciantes, sino simples intermediarios”, comentóDaniel González Coca, miembro de comisión directiva de la Asociación Empresaria, Hotelera y Gastronómica.

Perfil del usuario
Según datos aportados por Airbnb “durante 2018 se hospedaron en algún lugar de las provincias de Neuquén y Río Negro viajeros provenientes en su mayoría de Estados Unidos, Brasil, Chile, Francia yUruguay. La duración promedio de la estadía fue de 4,4 noches”. Quienes manejan la plataforma digital aseguraron que a la región, los usuarios vienen generalmente en grupos de tres personas, en promedio. La franja etaria de quienes utilizan Aribnb es muy amplia. “A nivel global la cantidad de mayores de 60 años que realizaron reservas como huéspedes creció un 66% durante el último año”, aseguraron desde el área de comunicaciones de la plataforma.

Consultados sobre la política de seguridad tanto para anfitriones como para usuarios, informaron que desde un primer momento los huéspedes pueden chequear la reputación del anfitrión, leer su perfil y las críticas que recibió de otras personas. También pueden controlar que tenga número de teléfono verificado y redes sociales asociadas a su perfil.

“Todas las transacciones deben gestionarse mediante la plataforma de pago seguro de Airbnb, anfitriones y huéspedes nunca deben intercambiar dinero en efectivo ni realizar depósitos en cuentas bancarias”, agregaron desde la plataforma.

La plataforma cuenta con un seguro de responsabilidad civil. “Existe una garantía del anfitrión que ofrece hasta un millón de dólares de cobertura en casos de daños y roturas y por otro lado existe un seguro de protección para huésped y anfitrión. Cubre hasta un millón de dólares en concepto de responsabilidad por lesiones personales que puedan producirse durante una estadía en un alojamiento en Airbnb”, concluyeron.

En números

900.000
estadías se registraron a través de Airbnb en todo el país, durante 2018. 500 millones de reservas se anotaron desde que se fundó la compañía.
157.000
huéspedes utilizaron la plataforma digital para encontrar alojamiento turístico en toda Latinomérica.

4,4
noches en promedio es la duración de una estadía en las provincias de Neuquén y Río Negro.
3
personas en promedio son los integrantes de los grupos que llegaron a ambas provincias

La preocupación de los hoteleros y comerciantes

Hoteleros y comerciantes ven con preocupación el avance de las plataformas digitales que ofrecen alojamiento turístico y consideran que son “víctimas de la competencia desleal”.
“Los alojamientos informales no pagan impuestos y como son pequeñas unidades no generan puestos de trabajo, como mucho toman una empleada doméstica. Esto genera un fenómeno adicional, las unidades formales comienzan a desprenderse de personal debido a la caída de la ocupación. A su vez esta economía que pasa de la formal a la informal genera una baja en la recaudación que para el Estado es muy difícil de estimar porque como no controla la economía informal no puede determinar de cuando es la baja. Entonces sube los impuestos dentro de la economía formal y esto agranda la grieta”, explicó Daniel González Coca de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronomía.
“Tenemos serias dudas sobre el estado impositivo de estos alojamientos. Estimamos que no pagan impuestos. Esto les permite ofrece servicios a un costo significativamente menor que lo que puede ofrecer la economía formal. Es competencia desleal”, dijo Daniel González, presidente de Acipan.

El concepto moderno de economía colaborativa

La “economía colaborativa” es la interacción a través de plataformas digitales entre dos o más personas que buscan satisfacer una necesidad.
Hay roles específicos para cada una de las partes.
Los soportes digitales establecen un mecanismo de evaluación de quienes tienen una necesidad y los que ofrecen la satisfacción a esa demanda.
Esto aumenta la confiabilidad de la plataforma.
La economía colaborativa supone un cambio cultural y económico de los hábitos de consumo.

Las empresas de “cadetes” en la mira

* La preocupación por las plataformas digitales llegó al Concejo Deliberante.
* A propuesta del concejal del FIT, Manuel Sánchez, la comisión de Legislación convocó a los funcionarios de Comercio del Municipio para que expliquen qué tipo de control se ejerce sobre estas “empresas virtuales” que ofrecen servicios.
* El concejal hizo foco en la App Glovo y Pedidos Ya.Su mayor preocupación es la desprotección de los jóvenes que circulan en moto o bicicleta entregando los pedidos.
* Otro punto cuestionable es que estas plataformas no tienen una oficina física a mano ni un responsable que responda ante cualquier problema.
* Los trabajadores no cuentan con contrato, ni aguinaldo, ni vacaciones ni aportes jubilatorios. “Son peor que un contrato basura porque no existen”.
* El lunes los concejales esperan la visita de la gente de Comercio para comenzar a analizar esta situación y aportar soluciones. “Es Comercio el que debe saber que hacer. Si no hay que trabajar en conjunto”, dijo Sánchez.

Debido a la economía informal, la formal se vio empujada a despedir personal debido a la baja de la ocupación".

Daniel González Coca integra la Asociación de Hotelero.

Tenemos serias dudas sobre el estado impositivo de estas plataformas. Nosotros creemos que no pagan impuestos".

Daniel González es presidente de la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén.

Comentarios


Las aplicaciones ofrecen más alojamientos que los hoteles en Neuquén