Aislados por un metro de nieve acumulada piden asistencia en la Línea Sur

El frío no da tregua a los pobladores de parajes como Cerro Alto y aledaños. Sostienen que se comienzan a quedar sin provisiones para sus animales.



La casa en el paraje Cerro Alto. Línea Sur rionegrina.

La casa en el paraje Cerro Alto. Línea Sur rionegrina.

Un metro de nieve acumulada parece una exageración, pero es real en algunos campos de Río Negro. Ailín Pilquimán, busca señal en su casa y cuenta que vive en el paraje Cerro Alto, ubicado al norte de Pilcaniyeu, aledaño a Corralito. Allí, llevan más de 23 días de nevadas y empiezan a desesperarse.

“Todo el tiempo nieva, no volvimos a ver la tierra. Como caen muchas heladas se hacen capas y sigue nevando. Llegamos a tener barrones de un metro de nieve y hielo en algunas partes. Es imposible pasar si no pasa una máquina y justamente en el acceso a nuestro campo tenemos esos barrones”, cuenta mientras mira la infinidad de su paisaje nevado.

os fardos para los animales comienzan a terminarse

Ailín vive con su compañero y dos niños. Tiene provisiones para ellos, por eso está tranquila, pero los animales les generan mucha preocupación. Destaca que nunca pensaron que una nevada iba a durar tantos días y, pese a que habían guardado varios fardos, ya no quedan reservas de forrajes para alimentarlos.

“El año pasado tuvimos una semana de nieve constante pero ahora son muchos días y la ayuda no llega. En la radio la comisionada Sonia Cornejo, de Paso Flores, dice que están llevando provisiones a los campos, con Defensa Civil, pero no llegaron hasta acá”, dice con decepción.

El fin de semana, unos familiares intentaron llegar a la casa pero no pudieron

Necesitan que les abran la entrada para que alguien pueda entrar o salir. Desde la Comisión de Fomento, las garrafas y el pasto se las dejaron en la casa del vecino, porque no pudieron llegar. Después, se enteraron que tampoco pudieron entrar a Panquehuau, ni Coquelén.

“El trabajo de asistencia es ilógico, porque si ellos con las máquinas no pueden llegar hasta dónde estamos, y nos dejan las cosas a 7 kilómetros de la casa, ¿cómo podemos hacer nosotros para ir a buscarlas?”, se pregunta.

Tienen dos caballos, una está preñada y con el otro, no pueden acarrear todo. Necesitan que una máquina pase por estos parajes. Sostiene que cree que hay vecinos que están peor. Porque la nevada llegó en medio de una pandemia, y en su caso tenía alguien que la pasaba a buscarla una vez al mes, para ir a hacer compras a Bariloche, pero no todos tienen esa posibilidad.

En el horizonte, solo nieve hielo y más nieve.

“Hay gente grande, que no tiene forma de comunicarse, no tienen celulares. No me quiero imaginar como están y no tengo posibilidad de acercarme. Todos los parajes aledaños a Cerro Alto estamos aislados”, concluyó.


Comentarios


Aislados por un metro de nieve acumulada piden asistencia en la Línea Sur