Alto acatamiento al paro bancario en Río Negro

Según el gremio, no trabajó el 90% de sus afiliados.



CIPOLLETTI / ROCA (AC / AR).- La actividad bancaria registró ayer una importante parálisis en Río Negro, luego de la protesta de cinco horas realizada por trabajadores de las entidades en buena parte de la provincia. El paro anunciado por la Asociación Bancaria alcanzó un 90 por ciento de adhesión, según el sindicato, y se concretó con incidentes entre gremialistas y directivos en Cipolletti. “Un gerente salió a ejercer presión y amenazó con despedir a los empleados si acataban la medida”, denunció Jorge Rodríguez, secretario adjunto de la Asociación Bancaria. “Fue un hecho aislado pero no se puede coartar la libertad de los empleados. Somos libres de hacer uso de nuestros derechos a protestar y reclamar”, indicó el gremialista. Por este incidente, que se produjo en la vereda del banco Macro en la mañana de ayer, el sindicato anunció que presentarán en las próximas horas una denuncia ante el Ministerio de Trabajo. El estado de alerta y movilización fue anunciado hace días atrás por los empleados que reclaman una recomposición salarial y el respeto por la jornada legal, entre otras cuestiones. “Es necesario entablar una nueva negociación salarial, debido a la inflación que se ha registrado en el último tiempo”, explicó Julio Páez, secretario general del gremio. Desde la Bancaria también se exigió que “se respete la jornada legal de trabajo, ya que a muchos empleados no se les paga horas extras. Además todavía existen sucursales que no han pagado el 100% del aumento acordado en marzo (del 23,5%)”, aseguró Paez. “El paro fue todo un éxito y le permitió a los afiliados expresarse sobre la situación que están padeciendo con sus salarios, que se los está comiendo el impuesto a las ganancias”, dijo ayer el dirigente quien aseveró que de alguna manera se están “confiscando” una parte de los sueldos. De acuerdo a la información gremial, hubo un alto acatamiento de la medida en Bariloche, Jacobacci, El Bolsón, Catriel y Cinco Saltos. En Roca se registró un número más bajo -con impacto en los bancos Patagonia y Nación, pero escasa adhesión en el resto- y en Cipolletti “lamentablemente hubo muchísima presión por parte de los gerentes para impedir que los empleados adhieran al paro”, sostuvo Rodríguez. “La gente comprendió que nuestro reclamo es justo porque los sueldos no son ganancias sino contraprestaciones”, dijo el gremialista quien volvió a solicitar la derogación de esta normativa. Por su parte, Páez recordó que entre los puntos que vienen exigiendo, solicitaron a las entidades bancarias que respeten el horario de trabajo de siete horas y media, y el cumplimiento íntegro del Convenio Colectivo de Trabajo.

Miguel Gambera

La Bancaria reclama una recomposición salarial y que se respete el horario de trabajo de siete horas y media.


Comentarios


Alto acatamiento al paro bancario en Río Negro