Añelo y los desafíos de enfrentar los efectos sociales de Vaca Muerta

La Universidad Nacional del Comahue lleva adelante un proyecto que trabaja sobre los problemas que generó el boom de los no convencionales en la localidad.




“Añelo, un pueblo pobre rodeado de inmensa riqueza”, “Preocupan robos y hechos de violencia en Añelo”, “Efecto Vaca Muerta: Añelo duplica su población en horas laborales”. Los titulares periodísticos de 2013 y 2014 no eran más que malas noticias para la localidad que empezaba a nutrirse del “boom” de los no convencionales, pero un grupo de profesionales de la Universidad Nacional del Comahue armó un collage, presentó una propuesta de trabajo y obtuvo financiamiento para un proyecto que en los próximos meses tendrá sus conclusiones finales.

El abordaje incluyó asesoramiento para equilibrar las finanzas municipales, el análisis de muestras de agua para detectar presencia de hidrocarburos en el río y la propuesta de actividades recreativas y de “turismo adentro” para los vecinos del pueblo. “Estrategias de desarrollo para la localidad de Añelo ante el impacto de la explotación hidrocarburífera en Vaca Muerta” fue aprobado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en 2014, que destinó 200.000 pesos a su ejecución.

“Era el momento en el que Vaca Muerta arrancaba y en el que Añelo pasaba de ser algo casi desconocido a tener presencia en los medios, aunque por factores negativos: las familias ya no podían dejar la puerta de su casa sin llave, aparecían nuevos delitos, el pueblo se convertía en un campamento petrolero”, explicó la economista Norma Noya, directora del proyecto. “Nosotros que estamos tan cerca, ¿por qué no hacer? Había muchas ganas de que la Universidad no se quede afuera de esto que iba a pasar”, sostuvo.

Propuestas para generar valor

  • Turismo: Se evalúa como una opción vinculada a la actividad extractiva. El municipio ya realiza los “shale tour” para recorrer la zona.
  • Feed lot: La apuesta tiene sus complicaciones, pues deben estar alejados del área urbana.
  • Huertas: El pueblo no quiere perder su perfil rural como productor de frutas y verduras.

Uno de los problemas detectados fue el de las finanzas municipales, que si bien crecieron más de un 1000% desde que arrancó la actividad de Vaca Muerta, todavía son insuficientes. “Es un municipio que siempre está ávido de recursos y tiene un ejido limitado. Loma Campana, que es el principal desarrollo, no está adentro y no se le puede cobrar tasas”, explicó.

“La anquilosidad de la ley de coparticipación, que se hizo en base al censo poblacional de 1991, también hizo que quedaran municipios ganadores y perdedores en el reparto”, dijo Noya. Añelo, claro, integra estos últimos.

Este año ejecutará un presupuesto de 455,7 millones de pesos, de los cuales sólo 41,6 millones serán por coparticipación provincial. Otros 22 millones estimaron recibir por regalías hidrocarburíferas.

El tema ambiental

El proyecto de la UNC, que en principio tenía en su equipo a la Universidad Tecnológica Nacional y al Copade, analizó también la cuestión ambiental.

“Cuando empezamos a indagar detectamos que había mucha preocupación por el agua. Hicimos dos campañas en las que tomamos muestras en cinco lugares. Los resultados dieron bien, excepto aguas abajo del río Neuquén, donde se detectó presencia de escherichia coli”, afirmó Noya. El presupuesto 2019 contempla una partida de 25 millones de pesos para destinar a una planta potabilizadora.

La amenaza de contaminación o la escasez de dinero para abordar las necesidades de la localidad, sin embargo, no son los únicos problemas con los que debe lidiar Añelo por ser el epicentro de Vaca Muerta.

La investigadora señaló que, por las características del trabajo en el petróleo, “mucha gente vive en el pueblo pero no es de ahí, entonces no consideran al pueblo como su lugar de vida, sino de paso”. Los planes de fin de semana y para los momentos de ocio, por caso, no suelen considerar los atractivos añelenses. “Con el proyecto se hizo un relevamiento de todo lo que hay para hacer, se diseñaron mapas y la idea es empezar en las escuelas haciendo difusión de los lugares que tiene Añelo en función del turismo y la recreación local”, planteó.

El turismo para “afuera” también surgió como una alternativa a la actividad hidrocarburífera en los focus group realizados por el proyecto de investigación. El municipio ya comenzó a explotarlo a través de “shale tour” organizados por Añelo, Aguada San Roque y Los Chihuidos para recorrer los atractivos naturales, culturales y paleontológicos de Vaca Muerta. En las propuestas para generar valor, también se apuntó al potenciamiento de huertas de frutas y verduras como del engorde a corral.

“De los grupos de estudio salió que hoy existe una suerte de grieta entre los que son de Añelo y los que vinieron”, explicó Noya.

Según el último Censo Nacional del 2010, en este municipio de segunda categoría había 2.659 habitantes y hoy se estima el número en más de 8.500. El Master Plan de la localidad prevé una ciudad de 30.000 para el 2030.

El municipio tiene que estar apagando incendios permanentemente. En Añelo levantás una piedra y surge un problema.

Norma Noya es economista y lidera el proyecto interdisciplinario.

La violencia de género, uno de los ejes del proyecto

El proyecto interdisciplinario para Añelo incluyó un apartado dedicado al delito de trata y violencia de género en la localidad. Si bien fue uno de los cinco ejes que menor avance presentó en los años de trabajo, su referente Daniela González explicó que se realizaron encuestas a mujeres, un relevamiento de los casinos instalados y se inició un análisis de cómo evolucionó la migración según el género.

La preponderancia masculina en la actividad hidrocarburífera tiene su traslado en la población, donde las mujeres están en clara desventaja numérica en todos los ámbitos. “Te sentás un par de horas en una confitería en el pueblo y sentís la cantidad de varones que ingresan, la mitad se te quedan mirando”, evaluó.

El abordaje finalmente se canalizó con una red interistitucional de Añelo “en la que participan el municipio, bomberos y Desarrollo Social que ya venía haciendo un abordaje muy personalizado con jóvenes”, explicó González. Una de las actividades que hicieron en conjunto fue una obra a cargo del elenco de la Escuela Provincial de Títeres en el CPEM 39, único de la localidad, “que habló del empoderamiento de la mujer”.

La obra recorrió canciones típicas de la niñez que abonan a la formación del estereotipo de la mujer: conducta apropiada, juegos “de niñas”, cocinar, planchar, coser. “La sororidad entre mujeres como resistencia a la opresión del sistema, el ser con las otras y ser parte del resto, dio la esencia del nombre que llevó la obra de teatro: Soy con nosotras”, describió el proyecto.

Se eligió al público estudiantil por reclamos visibilizados por las jóvenes. En el 2014 se hizo pública una polémica por denuncias de acosos a la salida del turno noche del colegio secundario.

“Algo que escuchamos mucho en las entrevistas fue que los petroleros pasaban por la escuela con sus camionetas seduciendo a las chicas”, planteó la profesional.

González anticipó que este mes se volverá a pautar un encuentro con la red interinstitucional -está previsto que el proyecto obtenga sus conclusiones a mediados de año- para proponer la realización de folletos sobre la temática. “La idea es poder repartir algún volante informativo en la localidad, porque tampoco hay muchos más campos de acción para abordar”, detalló.

En números

193
empleados municipales tiene Añelo. Un 25% del presupuesto se destina a salarios.
$455.759.820
son los recursos que administrará la intendencia de Darío Díaz en el 2019, último año de su gestión.

Comentarios


Añelo y los desafíos de enfrentar los efectos sociales de Vaca Muerta