Aporte político a la salud en Río Negro, un golpe de efecto

El año pasado funcionarios y legisladores anunciaron que se desprenderían de ingresos para donarlos a la lucha contra la pandemia, pero a los pocos meses todo quedó diluido.

Las 42 camas de terapia intensiva disponibles en Bariloche están ocupadas desde hace varios días. (Foto archivo)

Las 42 camas de terapia intensiva disponibles en Bariloche están ocupadas desde hace varios días. (Foto archivo)

El aporte económico de dirigentes políticos de Río Negro con cargos públicos a los hospitales, para afrontar la crisis de la pandemia del coronavirus, quedó en el olvido. Los anuncios realizados el año pasado por algunas fuerzas en el comienzo de la cuarentena, se tradujeron en transferencias de fondos solo por un mes en la mayoría de los casos.

El partido de gobierno, Juntos Somos Río Negro, encabezó la “cruzada” de donaciones de parte de sus salarios a hospitales de la provincia. El exgobernador y actual senador Alberto Weretilneck logró imponer su idea en el seno partidario y aplicó el destino del 30% de los sueldos de todos los funcionarios del partido con cargos públicos en municipios, la Legislatura y el Ejecutivo.

En total, según informó el partido, se destinaron parte de las dietas de más de 200 funcionarios y se lograron distribuir 11.975.000 pesos. La entrega de los recursos a los hospitales y centros de salud se concretaron en mayo del año pasado y fue el único aporte masivo que se realizó, según precisaron referentes de Juntos.

La distribución de los fondos reunidos por funcionarios del partido de gobierno alcanzó a 74 hospitales y centros de salud, incluidos los que se encuentran en comisiones de fomento.

El hospital Ramón Carrillo de Bariloche fue el centro de salud que más recursos recibió, con 1.928.272 pesos y allí fue el intendente Gustavo Gennuso, que integra la mesa de conducción de Juntos, y algunos legisladores, los posaron para la foto con el simbólico cheque.

También el hospital de Bariloche recibió fondos de la senadora Silvina García Larraburu quien confirmó a este diario que realizó el aporte del 50% de su salario “durante varios meses”, aunque no hay precisiones de los montos y la prolongación de las transferencias. Además, incluyó otros recursos acordados en la Cámara de Senadores para ser distribuidos en instituciones. “Es un granito de arena que se suma al esfuerzo de toda la ciudadanía”, dijo tiempo atrás al anunciar su contribución.

En Roca, el aporte partidario de Juntos fue de 1.412.063 millones de pesos a los que se sumó una contribución que sumó el diputado nacional Luis Di Giácomo de 100.000 pesos, como parte de la distribución de aportes de sus viáticos que se acordó en la Cámara de Diputados y otra similar del exdiputado Martín Soria.

Las diputadas Ayelén Spósito y Susana Landriscini colaboraron también con los 100.000 pesos de viáticos a los hospitales de Cipolletti y San Antonio Oeste, respectivamente. Las donaciones de los diputados se enmarcaron en la Resolución N° 611/20 de la Cámara Baja, y también destinaron el mismo monto al Instituto Malbrán en marzo.

El legislador de Juntos por el Cambio Juan Martín también confirmó que donó un mes el 30% de su sueldo al hospital López Lima de Roca, adhiriendo a la propuesta del oficialismo, aunque no difundió el monto. El diputado también presentó un proyecto de ley para conformar un fondo de ayuda a pymes con el 30% de los salarios de todos los funcionarios de Río Negro, sin embargo, esa iniciativa nunca se trató en la Legislatura. Entendió que debía primar la colaboración con los privados “para que sea un verdadero esfuerzo” y no con los hospitales que deberían recibir recursos del Estado para garantizar sus servicios e insumos.

El bloque de legisladores del Frente de Todos no realizó ningún anuncio ni donación masiva, aunque desde la fuerza señalaron que muchos dirigentes otorgaron aportes a título personal a requerimiento de instituciones, pero “no como un acto proselitista, ni sacando chapa” de la situación.

El senador Martín Doñate realizó “varias donaciones y aportes” a instituciones y organizaciones durante la pandemia, según indicaron desde su entorno ante la consulta de este medio, y remarcaron que esta labor no se circunscribe solo a este contexto sino que es una práctica habitual desde que ocupa cargos públicos. Señalaron que algunas gestiones fueron difundidas, como la donación de mercadería y artículos de limpieza a varias instituciones de Luis Beltrán, pero en general se evita “a los efectos de reivindicar la labor de quienes son protagonistas de esas instituciones”.

La diputada radical Lorena Matzen realizó colaboraciones con insumos a diversas instituciones de la provincia y en acuerdo con el bloque de diputados de la UCR se donaron los montos equivalentes a viáticos de pasajes al Instituto Malbrán. En su entorno indicaron que no se dejó registro formal de estas entregas porque “no correspondía” sacar provecho político.

En tanto, el Poder Judicial resolvió a través del Superior Tribunal de Justicia, realizar una “invitación” a la “donación voluntaria y confidencial” a funcionarios, magistrados y empleados. Un mes más tarde del anuncio, se habían reunido solo 3,5 millones de pesos que fueron transferidos al Ministerio de Salud. Esa suma significaba un promedio de 5.000 pesos si se divide entre los 2.500 empleados y funcionarios judiciales.

Donaciones de Juntos Somos Río Negro

-$ 1.928.272 Bariloche
-$ 1.412.063 General Roca
-$ 1.358.861 Cipolletti
-$ 1.000.141 Viedma
-$ 568.075 Villa Regina


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Aporte político a la salud en Río Negro, un golpe de efecto